Inicio General Biden es el “presidente migrante” y causa “expectativas”, dice López Obrador

Biden es el “presidente migrante” y causa “expectativas”, dice López Obrador

El mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, explicó este martes que, durante su reunión virtual, expresó a su homólogo estadounidense, Joe Biden, que es apodado el “presidente migrante” por sus políticas y esto genera “muchas expectativas”.

“Le causó risa porque le dije que generó muchas expectativas porque le ven como el presidente migrante”, dijo el mandatario mexicano en su conferencia desde Palacio Nacional.

Las declaraciones de López Obrador ocurren un día después de su primera reunión bilateral virtual con Biden, con quien habló del acceso a las vacunas, el combate a la pandemia, la crisis climática, migración, seguridad y el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Hablando del tema migratorio, López Obrador dijo que le contó a Biden que los migrantes mexicanos son “héroes” porque ayudan a los familiares que dejaron atrás.

“Los puse de ejemplo de cómo en una situación tan difícil en donde ellos tienen que salir del país a buscar algo que mitigue su hambre, su pobreza, a buscar una vida mejor, arriesgándolo todo, salen adelante. Y ahora nos están ayudando. Ahora que más lo necesitábamos”, apuntó.

Le explicó al líder demócrata que el año pasado enviaron 40.600 millones de dólares en remesas, un dato récord, y le agradeció el “acierto” de querer regularizar a los migrantes mexicanos en Estados Unidos.

Es por todo ello que, continuó, Biden es considerado por algunos como “el presidente migrante”.

“Y entonces muchos sienten que van a llegar a Estados Unidos, y que tenemos que trabajar juntos para ordenar el flujo, porque no se puede, de la noche a la mañana enfrentar este asunto, lleva tiempo y se tiene que elaborar un plan general”, apuntó.

López Obrador, quien propuso un acuerdo para que trabajadores de México migren de forma legal a Estados Unidos, dijo que se trataron todos los temas “con absoluta libertad” y fue una “muy buena reunión bilateral” por lo que se debe “seguir en comunicación”.

La Casa Blanca se encuentra inmersa en una batalla para aprobar una reforma migratoria que incluiría una vía a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, su mayoría de origen mexicano.