Decenas de empresas se sumaron en apoyo a los niños en cuidado temporal para alegrarles la Navidad.

La Navidad para los niños en cuidado temporal fue mucho más feliz este año gracias a la generosidad de aproximadamente 45 empresas y socios de la comunidad de todo el estado donaron más de 100 mil dólares en obsequios como parte del cuarto Programa anual de donación de árboles del Departamento de Seguridad Infantil (DCS, por sus siglas en inglés).

A partir de noviembre, los participantes en el programa eligen una “hoja” de un “árbol de donaciones” que contiene la lista de deseos para un niño en cuidado de crianza. Luego dejan sus regalos en una oficina de DCS y el personal se los entrega a los niños.

Este año, mil 761 niños recibieron regalos a través del programa.

“La temporada de vacaciones puede ser difícil para los niños en cuidado de crianza, pero ver a la comunidad unirse para que estos niños sepan que no están solos en su momento difícil define la esencia del espíritu navideño. Me gustaría agradecer a todos los que contribuyeron a este programa especial”, dijo el director de DCS Mike Faust.

El programa permite a la comunidad tocar las vidas de los niños en hogares de guarda durante la temporada de vacaciones.

“Tuvimos una excelente experiencia. El programa trajo mucha conciencia del programa de acogida a nuestra comunidad y al personal”, dijo la secretaria de la ciudad de Florence, Patricia Buchanan.

“A BMO le encanta participar en Giving Tree”, dijo Jennifer Lucovich, asesora financiera sénior y vicepresidenta de inversiones de BMO Harris Financial Advisors. “Tener la capacidad de retribuir a esta increíble comunidad y comprar para un niño individual y específico, nos permite centrarnos realmente en crear una experiencia especial de vacaciones para cada niño. Todos los años tratamos de desafiarnos a nosotros mismos sirviendo a más niños en Cuidado de Crianza”.

“Las listas de deseos para cada niño se enviaron a IBM en un formato muy fácil de usar y, en un par de semanas, todos los niños habían sido acogidos temporalmente”, dijo Brian Shell, Ejecutivo de Socios de Cliente de Servicios de IBM.

“El proceso fue perfecto y … se sintió como el taller de Santa en la sala de correo durante algunas semanas y trajo mucha alegría llevar todos los regalos a DCS al final de la campaña”, finalizó.