El planeta experimentó su enero más caluroso en la historia registrada el mes pasado, anunció el jueves la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Fue el 44 de enero consecutivo y el 421 mes consecutivo, con temperaturas superiores al promedio del siglo XX, según la NOAA. El hito es solo el último de una serie de registros climáticos establecidos en los últimos años.

La temperatura promedio en las superficies terrestres y oceánicas en enero fue la más alta en los 141 años de registros climáticos de la NOAA, superando el promedio del siglo XX de 53.6 grados Fahrenheit (12 grados Celsius) en 2.05 grados F (1.14 grados C).

El nuevo hito destaca una tendencia preocupante a medida que el planeta continúa calentándose a un ritmo acelerado. Los cuatro enero más cálidos registrados han ocurrido desde 2016, y los 10 enero más cálidos se han producido desde 2002, según NOAA.

El mes pasado superó a enero de 2016, que anteriormente tenía el récord del enero más cálido, por solo 0.04 grados F (0.02 grados C).

Rusia, Escandinavia y el este de Canadá experimentaron las condiciones más cálidas de lo normal el mes pasado, y algunas de estas regiones registraron temperaturas de al menos 9 grados F (5 grados C) por encima del promedio. Por el contrario, la mayor parte de Alaska y parte del oeste de Canadá experimentaron temperaturas más frías de lo habitual en enero.