El Departamento de Policía de Phoenix se encuentra de nuevo en el ojo del huracán luego de que James “Jay” García fue abatido a balazos por oficiales el sábado 4 de julio.

García estaba en un auto estacionado y el asesinato, que fue captado en video, ha llevado a nuevas protestas contra la violencia policial.

En un comunicado de prensa, la Jefa de la Policía de Phoenix, Jeri Williams informó que solicitó al FBI que investiguen los hechos.

“Estoy anunciando que le he pedido al FBI que lleve a cabo una revisión independiente de los derechos civiles del oficial del 4 de julio de 2020 que involucró disparos en 56th Avenue y Glenrosa. Este incidente ha ganado una amplia atención dentro de nuestra comunidad y en todo el país. Reconozco que este es un momento de desconfianza comunitaria. Espero que este paso permita a nuestra comunidad tener confianza en los hallazgos”, dijo.

Los testigos dicen que vieron lo que el video evidencia: los policías intensificaron la situación de la nada y procedieron a usar la fuerza letal.

El Departamento de Policía informó en un comunicado que estaban en la escena respondiendo a una llamada al 911 donde se reportaba hombre armado con un cuchillo que previamente había lanzado amenazas de muerte; fue cuando, notaron a García en su automóvil y cuando se acercaron a él, tomó una pistola.

La hermana de García dijo en una publicación de Facebook: “Phoenix P.D. le disparó a mi hermano que estaba desarmado durmiendo en el automóvil”.

Lisa Wagner, la madre de Shawn Hensen, de 26 años, amigo de García dijo que éste estaba esperando a su hijo y que no tenía idea de que la policía estaba fuera de su casa hasta que escuchó los disparos.

Jamaar Williams, miembro del capítulo Phoenix de Black Lives Matter, mencionó que: “No hay justificación para lo que sucedió, García estaba adentro en un automóvil, solo; literalmente no tenía a dónde ir y lo estás reteniendo a punta de pistola ¿Para seguridad de quién? ¿Quién está en peligro?”, preguntó.

Carlos García, Concejal del Ayuntamiento de Phoenix, comentó: “No nos sorprende que, a pesar de todo el escrutinio de la comunidad, el Departamento de Policía continúe respondiendo violentamente a las llamadas”.

Desde el pasado domingo hubo protestas donde se pide al Ayuntamiento que muestre las grabaciones de los oficiales.

El representante Diego Rodríguez y el senador Martín Quezada están pidiendo al Departamento de Policía de Phoenix que divulgue todas las imágenes de la cámara corporal usadas por los oficiales.

“El Departamento de Policía de Phoenix que produjo un video de 3 minutos lleno de información selectiva para reforzar una narrativa que es disputada por testigos. Todavía no sabemos si James García representaba una amenaza, si él era el sospechoso que buscaba la policía después de recibir una llamada al 911, o qué tácticas de reducción de escala se emplearon antes de que los oficiales usaran la fuerza letal para terminar este encuentro”, dijo Rodríguez.