BioLab fabrica ácido tricloroisocianúrico, polvo de cloro para piscinas y otros productos químicos utilizados en limpiadores domésticos, dichas sustancias son potencialmente tóxicas para las personas y los animales si se ingieren o inhalan.

El huracán Laura categoría 4 toca tierra y provoca un incendio en una planta química en Lake Charles, Luisiana.

De acuerdo a RT, el incendio ocurrió horas después de que el ojo del huracán pasara directamente sobre la ciudad y presuntamente lo produjo una fuga de cloro en las instalaciones de BioLab, donde las autoridades trabajan para contener la nube provocada por los productos químicos.

BioLab fabrica ácido tricloroisocianúrico, polvo de cloro para piscinas y otros productos químicos utilizados en limpiadores domésticos.

Dichas sustancias son potencialmente tóxicas para las personas y los animales si se ingieren o inhalan.

Por ello, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards aconsejó a los residentes buscar refugio y cerrar puertas y ventanas, además de apagar el aire acondicionado.

Cabe señalar que el fenómeno natural fue calificado por el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, como “extremadamente peligroso”.

El huracán Laura ha dejado tres muertes en el estado y ha provocado marejadas ciclónicas, vientos extremos e inundaciones.

El huracán Laura arrancó los techos de los edificios, rompió enormes árboles como ramitas y dejó enormes franjas del suroeste de Luisiana bajo el agua, mostró un espectacular video aéreo.

Un dron que sobrevolaba Lake Charles, Luisiana, capturó la devastación provocada en la comunidad que se encuentra a unas 150 millas al este de Houston y a 200 millas al oeste de Nueva Orleans.

La tormenta de categoría 4 contó con vientos sostenidos de 150 mph, lo que la convirtió en la tormenta más intensa que tocó tierra en Louisiana en 164 años. La Last Island Storm de 1856 también tuvo vientos sostenidos de 150 mph.

Ben Terry, meteorólogo de KPLC-TV, afiliada local de NBC, publicó imágenes desgarradoras de su casa, en perfectas condiciones el miércoles y destrozada el jueves.

“Mi casa es una pérdida total con el huracán Laura”, escribió Terry en Twitter.

El jueves por la tarde, Laura había sido degradada a tormenta tropical a medida que avanzaba hacia el norte y el este.

Aún así, la tormenta amenazó con causar serios daños a hogares y negocios en todo Arkansas, donde el gobernador Asa Hutchinson advirtió a los ciudadanos que se tomaran en serio las lluvias. Recordó que incluso 6 pulgadas de agua en movimiento podrían llevarse a una persona.

“Si ve una carretera bajo el agua, dé la vuelta, no se ahogue”, dijo Hutchinson. “El agua puede ser más profunda de lo que cree, y la corriente podría llevarse su vehículo. Por favor, tenga cuidado si tiene que estar en las carreteras”.

Se activaron tres equipos de la Guardia Nacional en Arkansas, en previsión de rescates y evacuaciones provocados por las fuertes lluvias.