En uno de los tantos escándalos durante la administración, una investigación periodística dio a conocer que Donald Trump evadió durante años el pago de impuestos.

El Departamento de Justicia dijo el viernes que el Departamento del Tesoro debe entregar las declaraciones de impuestos del ex presidente Donald Trump a un comité del Congreso que las ha estado buscando durante los últimos dos años.

La Oficina de Asesoría Legal del Departamento de Justicia dijo en su opinión que el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara había dado “razones suficientes” para solicitar la información.

“Concluimos que el Tesoro debe proporcionar la información especificada en la solicitud del 21 de junio”, se lee en el dictamen.

El representante Richard Neal, presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, acogió con agrado el hallazgo legal.

“Como he sostenido durante años, el caso del comité es muy fuerte y la ley está de nuestro lado, me alegra que el Departamento de Justicia esté de acuerdo y que podamos avanzar “, dijo el demócrata de Massachusetts.

Neal no respondió de inmediato a las preguntas sobre qué tan pronto se le proporcionarían las declaraciones, pero a menos que Trump pueda persuadir a un tribunal federal para que intervenga, el Congreso pronto tendrá sus declaraciones de impuestos de 2015 a 2020.

Neal solicitó la información fiscal en abril de 2019, citando una ley federal que requiere que el Departamento del Tesoro y el IRS entreguen las declaraciones de impuestos individuales cuando lo exija cualquiera de los tres comités de impuestos del Congreso.

La misma ley también dice que el Congreso debe mantener la confidencialidad de las declaraciones que solicita.

Pero la administración Trump se negó a proporcionar los documentos, argumentando que el Congreso no tenía un propósito legislativo legítimo para buscarlos y simplemente esperaba encontrar algo que avergonzara al presidente.

En una opinión de 2019, la Oficina del Asesor Legal estuvo de acuerdo y dijo que la demanda del Congreso no era válida.

En la opinión del viernes, la oficina dijo que su análisis anterior “se extravió”, al no darle a una rama coordinada del gobierno el “respeto y la deferencia” que se merecían.

Cuando un comité tributario del Congreso solicita dicha información tributaria, “el poder ejecutivo debe concluir que la solicitud carece de un propósito legislativo legítimo solo en circunstancias excepcionales”, dijo la oficina.

No hubo respuesta inmediata del expresidente.

“El estatuto dice lo que dice”, dijo Steve Vladeck, profesor de la Universidad de Texas en Austin. Consideró poco probable que Trump pudiera conseguir que un tribunal federal bloqueara el traspaso.

“Pero ¿Es posible que Trump consiga que un juez evite que se entreguen las declaraciones mientras los tribunales se toman el tiempo para llegar a los méritos? Eso parece más plausible, si no terriblemente probable”, dijo.

Según un acuerdo presentado en un tribunal federal en una demanda existente sobre el acceso del Congreso a las declaraciones, el gobierno acordó avisar a los abogados de Trump con 72 horas de anticipación antes de entregar cualquier declaración, para darle tiempo para tratar de evitar la divulgación.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California, elogió a Neal por buscar la información.

“El acceso a las declaraciones de impuestos del ex presidente Trump es una cuestión de seguridad nacional; el pueblo estadounidense merece conocer los hechos de sus preocupantes conflictos de intereses y el socavamiento de nuestra seguridad y democracia como presidente “, dijo en un comunicado.