El nadador Caeleb Dressel, acompañado por sus compañeros, conquistó su primera medalla de oro de las seis que aspira a ganar en Tokio 2020.

El estadounidense Caeleb Dressel logró la primera de las seis medallas de oro a las que aspira a los Juegos Olímpicos de Tokio, tras contribuir decisivamente al triunfo del cuarteto norteamericano en la prueba de relevo 4×100 libre.

Dressel, que nadó la primera posta en un tiempo de 47.26 segundos, situó en primera posición al equipo de Estados Unidos, que ya no perdió nunca la cabeza de la prueba.

De hecho, el cuarteto estadounidense fue poco a poco ampliando su ventaja con los relevos de Blake Pieroni, Bowen Becker y Zach Apple, que cerró el relevo, para apuntarse finalmente el triunfo con un tiempo de 3:08.97 minutos.

Más de un segundo menos que el equipo italiano, que se colgó la medalla de bronce con un tiempo de 3:10.11, y casi un segundo y medio menos que Australia, que logró alcanzar con un crono de 3:10.22 el tercer escalón del podio, gracias a una sensacional posta final de Kyle Chalmers, el campeón de los 100 metros libre en los Juegos de Río.