Una coalición de defensores de la educación pública ha montado una campaña para pedir a los votantes que revoquen los recortes de impuestos que fueron la pieza central del presupuesto que los legisladores republicanos y el gobernador Ducey acaban de aprobar.

Los recortes de impuestos fueron diseñados para mitigar el efecto que la Proposición 208, que los votantes aprobaron en noviembre, tendría en los arizonenses adinerados; la medida electoral, conocida como la Ley de Inversión en Educación, impuso un recargo del 3.5% sobre los ingresos superiores a $ 250,000 para individuos y $ 500,000 para parejas, y el dinero se dirigió a las escuelas públicas para aumentar el salario de los maestros y aumentar la financiación general.

Los críticos de los recortes de impuestos que se incluyeron en el presupuesto dicen que es un regalo masivo para los ricos; los analistas legislativos no partidistas señalaron que los arizonenses que ganan más de $ 5 millones al año verían un recorte de impuestos estimado de más de $ 350,000, mientras que aquellos que ganan entre $ 1 millón y $ 5 millones ahorrarían casi $ 47,000 en promedio.

Mientras tanto, los arizonenses que ganan entre $ 50,000 y $ 75,000 (el ingreso familiar promedio es de aproximadamente $ 62,000 al año) verían recortados sus impuestos en solo $ 96.

“Sabemos que vamos a tener éxito en plantear esta pregunta a los votantes, y la pregunta subyacente es: ¿Debería Arizona invertir en sus escuelas y comunidades, o debería pagar un impuesto de mil millones y medio (dólares)  de recorte principalmente a millonarios?”, dijo Joe Thomas, presidente de la Asociación de Educación de Arizona.

La AEA se está uniendo con Stand for Children, Children’s Action Alliance, Arizona Interfaith Network, el centro AZ para el progreso económico, Save Our Schools y Friends of ASBA (Asociación de Juntas Escolares de Arizona) para forzar una elección en 2022 sobre los recortes de impuestos.

La coalición, llamada Invest in Arizona, espera remitir dos propuestas de recortes de impuestos a la boleta electoral, pues la constitución de Arizona permite que los grupos de ciudadanos bloqueen nuevas leyes hasta que los votantes puedan opinar, siempre que obtengan suficientes firmas válidas y para detener los recortes de impuestos y enviarlos a la boleta electoral, los oponentes deben recolectar 118,823 firmas antes del 28 de septiembre.

Las dos leyes que se impugnan son el Proyecto de Ley del Senado 1827, que limita la tasa impositiva al 4.5% para beneficiar a aquellos con ingresos superiores a $ 250,000 para individuos o $ 500,000 para contribuyentes conjuntos; y el Proyecto de Ley del Senado 1828, que crea una tasa única del 2,5% tan pronto como en 2023 si los ingresos estatales alcanzan ciertos factores desencadenantes.

Invest in Arizona también está preparando un referéndum sobre el proyecto de ley del Senado 1783, que está a la espera de la firma de Ducey.