Gustavo Guirado / Conecta Arizona

Gustavo Guirado / Conecta Arizona / Maritza Félix

• ¿Hay alguna manera legal de entrar a Estados Unidos después de una deportación?

“Sí. La deportación en sí no significa que una persona jamás de los jamases pueda volver a entrar legalmente a Estados Unidos. Va a necesitar pedir un perdón por la deportación y quizás también un perdón por el motivo por el cual la persona fue deportada. En pocas palabras, si hubo un antecedente penal, por un crimen donde lo encontraron culpable y por eso lo deportaron. Sin embargo, si la persona entró a Estados Unidos sin documentos o ilegal después de haber sido deportada, en este caso no hay un perdón: tiene que salir y comprobar que ha estado afuera de Estados Unidos por 10 años. Pero que se puede pedir papeles después de haber sido deportado, sí. Todo depende de las circunstancias de la deportación”.

• Mis dos hijos acaban de cumplir la mayoría de edad y son ciudadanos. Yo y mi esposa llegamos aquí por el desierto. Una vez nos deportaron y nos volvimos a cruzar, pero ya hace como 15 años o más de eso. ¿Mis hijos nos pueden arreglar?

“Desafortunadamente, no. El problema es que, si los deportaron o salieron del país hace 15 años, quiere decir que los detuvieron después de 1997 y si acumularon más de un año de estancia indocumentada en el país cuando salieron, como volvieron a entrar hace 15 años sin documentos, tienen el castigo de 10 años, para el cual no hay perdón. Entonces son dos opciones las que hay: o esperan en Estados Unidos para ver si hay un cambio de inmigración para que quiten los castigos, que se rumora ahora con la Administración Biden, o salen de Estados Unidos, van a México y comprueban que han estado 10 años fuera de Estados Unidos. Yo les recomendaría que, antes de salir, esperen a ver si hay un cambio con esta Administración”.

• ¿Mi esposa debe vivir en Estados Unidos o cómo demostramos que no seremos una carga pública? Yo soy doctor en México y tenemos una solvencia económica, pero no la tenemos en Estados Unidos.

“El tema de la carga pública ya no es tema porque desde que asumió el Presidente Biden esa regla ya no existe. Entonces, volvemos a los tiempos como siempre se han usado toda la vida: el peticionario que -valga la redundancia- está pidiendo al extranjero es la persona que debe comprobar solvencia económica y que la persona que viene al país (el inmigrante) no va a ser una carga para el Gobierno. El ciudadano americano o el residente permanente, el peticionario, es el que debe cumplir con los requisitos de ingreso. Entonces, no se toma en cuenta si una persona del extranjero es doctor, o los bienes o ingresos de esa persona en el extranjero. Se toman en cuenta los del peticionario en Estados Unidos”.

• ¿Cree que haya posibilidades de una amnistía en esta Administración Biden?

“Mi opinión muy personal es: no es tanto que sea la Administración, el problema es que una amnistía requiere que se pase o se apruebe por las dos Cámaras del Congreso. Ahorita, donde todo se frena es en el Senado, que tiene 50 Republicanos y 50 Demócratas. El único voto de diferencia sería el de la vicepresidenta Kamala Harris. Pero muchas veces el Senado usa el filibuster (obstruccionismo para bloquear/frenar una ley), por lo que entonces se necesita 60 votos para pasar una ley. Con 51 votos Demócratas, no va a pasar una ley. Ahora, como una amnistía genera muchos encabezados (periodísticos) y noticias, los Republicanos no van a querer aprobar una amnistía general. Lo que posiblemente tenga posibilidades de arreglar sería la situación de los DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals), los soñadores (dreamers), y quizás una residencia permanente para personas del campo. Lo que sí creo que puede suceder -y sería un cambio muy grande pero las noticias no lo toman porque no es tan noticioso como la amnistía- es que eliminen los castigos 9-B y 9-C, que son los castigos de 10 años aplicados a las personas por haber estado entrando y saliendo, como anteriormente se dijo de quien vivió en Estados Unidos por 15 años, fue deportado y volvió a entrar sin documentos. Es posible que se eliminen esos castigos de 10 años. Si eso llega a suceder, y creo que va a suceder, ayudaría a muchísima gente. Creo que el 50 por ciento de las personas que están dentro de Estados Unidos no puede arreglar (su situación migratoria) por estos castigos, por lo que si los eliminan va a ayudar a mucha gente. Estoy esperanzado de que vaya a suceder antes de las elecciones de medio término en 2022. Esperemos a ver qué pasa”.

• Mi esposo y yo estamos esperando nuestra Visa U (para víctimas de ciertos crímenes que brindan ayuda a la investigación). Acabo de ver que hubo un cambio muy benéfico a nuestro favor. A partir de la carta que firmó el Presidente Biden, ¿cuánto tiempo hay que esperar para poder recibir un seguro y permiso de trabajo?

“Para la Visa U, si tienen el comprobante y si la Visa U está pendiente, si incluyó una declaración de la víctima en la Visa U ya se puede pedir el permiso de trabajo inmediatamente. Ahora, ¿cuánto va a tardar Inmigración en otorgar el permiso de trabajo? Estamos hablando, vamos a ponerle, de tres a cinco meses que es lo normal, pero ahora se están viendo tiempos de hasta seis meses o más. Entonces, se puede solicitar el permiso de trabajo inmediatamente, pero va a llevar de tres a seis meses”.

• ¿Qué tan atrasadas están las Cortes de Inmigración con los casos?

“Las Cortes de Inmigración ahora son todo un caos. Las retrasan hasta 2023 y luego de repente nos avisan que tienen una Corte el mes que entra. Faltan dos días para la Corte final y de repente nos llega una notificación que la vuelven a posponer para 2023. Entonces, ahorita con los tiempos en las Cortes de Inmigración realmente todo es caótico y pueden cambiar en cualquier día y en cualquier momento. Ahora, con la nueva Administración del Presidente Biden se están ‘aplastando’ los casos porque si un caso no es prioridad de deportación (en pocas palabras, no tiene delitos serios en Estados Unidos) entonces se puede considerar que no es prioridad de deportación y el caso se puede suspender o cerrar temporalmente. El término en inglés frente a la Corte es Administrated closure, y si es así se cierra o se congela el caso, no continúa con la deportación y puede seguir solicitando los permisos de trabajo”.

Maritza Félix / Conecta Arizona