A partir de éste 1 de octubre, la inmunización contra el COVID-19 es obligatoria en los exámenes médicos para el trámite de la Residencia Permanente o “Green Card”.

El Servicio Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), anunció que a partir de este 1 de octubre, la vacuna contra el COVID-19 será un requisito indispensable para poder solicitar la Residencia Permanente.

También los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dieron a conocer que ningún doctor podrá emitir un certificado médico, a las personas que no comprueben estar completamente vacunados.

Sólo se permiten vacunas contra el Covid19 que están aprobadas  en los Estados Unidos, o para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés).

En entrevista con PRENSA ARIZONA, la abogada Emilia Bañuelos, cuyo bufete en asuntos de inmigración es uno de los más prestigiados y conocidos en Arizona y el suroeste de los Estados Unidos, advirtió que se trata de un requisito más, como lo son el de la vacuna contra la hepatitis, la tuberculosis y otras que se exige a los solicitantes de la tarjeta verde (Green Card) y otros documentos migratorios y aplica solo a quienes sometan la aplicación a partir del 1 de octubre.

“Está muy claro y no hay vuelta de hoja. Los doctores no emitirán el certificado médico que exige Inmigración a las personas de 12 años en adelante que no estén vacunadas contra el COVID-19, así que de ahora en adelante sin esa vacuna no habrá papeles”.

Añadió que como prueba seguramente los médicos pedirán la tarjeta que las clínicas y otras agencias entregan a las personas cuando acuden a vacunarse, por lo que es muy importate no extraviarla.

Cabe mencionar que, de acuerdo a lo anunciado por USCIS y los CDC, por lo pronto quedan excentos de este nuevo requisito todos los menores de 12 años, puesto que aún no ha sido aprobada para ellos la vacuna contra el COVID-19.

Como experta en todos los asuntos relacionados con trámites migratorios, Bañuelos hace la siguiente recomendación a la comunidad: “Se que hay muchas personas no quieren vacunarse y yo respeto respeto la decision de cada quién, pero no entiendo cuáles son sus razones cuando vemos que diariamente sigue muriendo gente por el COVID-19; pero los que quieran tramitar su residencia a partir del 1 de octubre tienen que vacunarse, a Inmigración no le pueden poner pretextos”.

De acucedo al anuncio de las autoridade migratorias, las personas que soliciten la residencia permanente legal en las embajadas y consulados de los Estados deben cumplir otros requisitos adicionales, por ejemplo, si el solicitante tiene síntomas de COVID-19 en el momento de programar o asistir a su examen médico, debe hacerse la prueba de infección. Su examen médico se pospondrá hasta que hayan cumplido con el criterio de recuperación. A discreción del médico examinador, los solicitantes asintomáticos de dos años o más pueden ser requeridos hacerse una prueba de COVID-19, y si estuvo cercano a personas infectadas, debe completar 14 días de cuarentena antes de poder pasar su examen médico.