Un hombre murió luego de que otro lo apuñalara 23 veces en un complejo de apartamentos de Phoenix el pasado sábado por la noche porque “arruinó su día”, según el Departamento de Policía de Phoenix..

La policía llegó a un complejo de apartamentos cerca de la 23rd Avenue y Indian School Road el sábado alrededor de las 8 p.m. para los informes de un apuñalamiento. Cuando llegaron los oficiales, encontraron a Kevin Gómez Vásquez, de 23 años, tirado en la acera con heridas de arma blanca. Vásquez fue llevado al hospital, donde luego fue declarado muerto.

Testigos dijeron que había cuatro hombres que fueron vistos saliendo de un apartamento y se enfrentaron a Vásquez en el patio del complejo. Según testigos, un hombre tenía un bate, otro un cuchillo y los otros dos no tenían armas. Luego del enfrentamiento, Luis Humberto Pérez Soto, de 23 años, cruzó corriendo el patio hacia Devonshire Avenue, donde lo siguieron los otros tres hombres.

Uno de los hombres dijo más tarde a los agentes que Soto apuñaló a Vásquez 23 veces. El hombre dijo que estuvo involucrado en el enfrentamiento pero que no estuvo involucrado en el apuñalamiento. Nombró a los otros tres hombres involucrados en el apuñalamiento y todos fueron detenidos el domingo. Según los documentos judiciales, el hombre dijo que agarró a Soto e intentó alejarlo de Vásquez durante la pelea inicial, luego vio a Soto sacar un cuchillo del apartamento antes de ahuyentar a Vásquez.

Cuando fue entrevistado por la policía, Soto les dijo a los oficiales que estaba en casa bebiendo cerveza cuando uno de los otros hombres fue a buscar más cerveza. El hombre tuvo una discusión afuera con Vásquez. Luego, el grupo comenzó a arrojarse botellas unos a otros. Alguien sacó un cuchillo y Soto les dijo a los oficiales que le quitó el cuchillo a uno de los hombres y Vásquez comenzó a correr. Según documentos judiciales, Soto dijo que persiguió a Vásquez porque “arruinó su día”. Cuando Soto alcanzó a Vásquez, lo apuñaló varias veces. Después del apuñalamiento, Soto y otros dos hombres se fueron a otra casa.

Según la policía, otro testigo dijo que Vásquez había estado dando vueltas por el complejo causando problemas, y los hombres lo ahuyentaron tratando de que Vásquez se fuera. Un hombre dijo que Vásquez estaba parado afuera sosteniendo un cuchillo, lo que molestó a Soto, quien luego entró al apartamento para buscar un cuchillo y ahuyentó a Vásquez. Soto fue fichado y acusado de un cargo de asesinato en segundo grado.