El jardinero central boricua Kike Hernández dio la segunda victoria consecutiva a Boston al producir la carrera que anotó el corredor emergente dominicano Danny Santana con un elevado de sacrificio en la novena entrada que dio la victoria por 6-5 a los Red Sox ante los Tampa Bay Rays en el cuarto partido de la Serie Divisional de la Liga Americana.

Después de ganar el tercer partido el domingo con un jonrón de dos carreras del receptor puertorriqueño Christian Vázquez en la decimotercera entrada, Boston se llevó también el cuarto juego para su primera serie de victorias consecutivas en postemporada desde los Juegos 4 y 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana 2004, ambos cortesía de David Ortiz contra los New York Yankees.

El tercera base dominicano Rafael Devers conectó un jonrón de tres carreras ante el novato Shane McClanahan para iniciar una tercera entrada de cinco carreras que puso a Boston al frente 5-0. Tampa Bay se defendió y empató en el octavo.

Los Red Sox, comodines, esperarán al ganador del otro enfrentamiento de la Serie Divisional entre los Houston Astros y los Chicago White Sox. Houston lidera 2-1 al entrar en el Cuarto Partido en Chicago el martes, pospuesto por la lluvia.

“Desde el primer día, ustedes creyeron en este grupo”, declaró el piloto de los Red Sox, el puertorriqueño Alex Cora a sus jugadores antes de iniciar una celebración burbujeante en la casa club. “No mucha gente creyó fuera de esta maldita casa club, pero aquí estamos: ¡ALCS! ¡Es el siguiente reto!”.

Boston mejoró a 15-3 en posibles partidos de postemporada y ha ganado cada uno de sus últimos ocho. Trae un final abrupto a la temporada para los Rays, quienes habían estado buscando viajes consecutivos a la Serie Mundial después de ganar 100 partidos durante la temporada regular y lograr el título de la División Este de la Liga Americana.