Un estudio reciente de Ciencias de la Salud de la Universidad de Arizona encontró que los socorristas tenían el doble de tasa de infecciones por COVID-19 en comparación con el personal de atención médica.

Investigadores de UArizona Health Sciences, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el Departamento de Servicios de Salud de Arizona y Marshfield Laboratories trabajaron juntos para recopilar y analizar los resultados de las pruebas COVID-19 semanales de 1,766 miembros del personal de atención médica, socorristas y otros trabajadores esenciales a partir de julio de 2020 hasta mediados de marzo de 2021.

Los resultados encontraron que los socorristas tenían una tasa de infección por COVID-19 del 13,2% en comparación con el 6,7% del personal de atención médica. La tasa de infección de otros trabajadores esenciales fue similar a la de los trabajadores de la salud.

“Creo que lo que muestra esta información es que debemos hacer más para ayudar a proteger a nuestros socorristas, sus familias y las comunidades a las que sirven”, dijo la Dra. Kate Ellingson, epidemióloga de enfermedades infecciosas en UArizona.

Ellingson, quien ayudó a dirigir el estudio de investigación, cree que la sociedad necesita comprender mejor los factores de riesgo que impulsan la infección entre los socorristas y adaptar las estrategias de mitigación en consecuencia para protegerlos mejor.

Eso incluye mejor equipo de protección personal y vacunación contra COVID-19.

“Nuestros socorristas a menudo se encuentran en situaciones con factores de riesgo muy específicos que pueden no tenerse en cuenta en las recomendaciones generales”, dijo Ellingson.

“Por ejemplo, los bomberos trabajan en turnos largos donde comen, hacen ejercicio y duermen en el mismo edificio; ese es un factor de riesgo muy específico y diferente”.