Los Arizona Cardinals no son ajenos a la adversidad.

No fue diferente en la semana 9.

Enfrentarse a un equipo de los 49ers que venía de vencer de manera convincente a Chicago la semana anterior, mientras que los Cardenales perdieron al mariscal de campo titular y candidato a MVP Kyler Murray, el receptor abierto DeAndre Hopkins y el liniero defensivo J.J. Watt, además de ver al corredor Chase Edmonds y al liniero ofensivo Justin Pugh caer por lesiones en la mitad del juego, fue posiblemente su mayor desafío de la temporada.

Pero apoyados en el mariscal de campo Colt McCoy y el corredor James Conner, Arizona no cedió, y salieron con una convincente victoria a domicilio 31-17 sobre San Francisco para llegar a una marca de 8-1.

“Ellos dieron un paso al frente, sabíamos que tenían que hacerlo, cuando pierdes a algunos de tus mejores jugadores, no es fácil, pero así es esta liga. Los muchachos dieron un paso al frente e hicieron grandes jugadas durante todo el día”, dijo el entrenador en jefe Kliff Kingsbury después del partido.

Comenzando en su primer juego desde la Semana 15 de la temporada pasada, McCoy lucía cómodo dirigiendo la ofensiva de Arizona contra un enemigo divisional. Completó el 84.6% de sus pases para 249 yardas y un touchdown y también corrió la bola siete veces para 23 yardas.

“Así es como se prepara todos los días, es un profesional consumado. Él sabe adónde ir con el balón, lo saca rápido, nos mete en la jugada correcta. Lo protegí todo el día, lo que sabíamos que teníamos que hacer. Simplemente es un líder tremendo, un jugador tremendo”, dijo Kingsbury.

McCoy también tuvo pocos problemas para distribuir el balón, conectándose con seis receptores de pases diferentes a lo largo de la tarde. El objetivo favorito de McCoy era Christian Kirk, quien acertó seis de sus atrapadas para 91 yardas.

“Hice lo mejor que pude para ser capturdo  y acertamos en algunas jugadas importantes que realmente cambiaron el juego”, dijo McCoy.

En cuanto a Conner, el corredor fue el catalizador de la ofensiva durante cuatro cuartos, tras la salida de Edmonds después de la primera jugada de golpeo con un problema en el tobillo.

Convirtió tres anotaciones, dos por tierra y una por aire, marcando un nuevo récord personal para touchdowns totales; aportó dos touchdowns y 96 yardas en 21 acarreos, mientras hacía cinco recepciones para 77 yardas y una anotación.

Con su esfuerzo el domingo, Conner llega a la Semana 10 empatado con el lesionado corredor de los Tennessee Titans Derrick Henry para liderar la liga en touchdowns por tierra y también lidera a los Cardinals en yardas terrestres (454) e intentos (115).

“Al ver a Edmonds caer temprano, supe que se apoyarían mucho en mí. Sentí que practiqué duro esta semana y se demostró”, agregó Conner.

Arizona ahora prepara su compromiso el domingo 14 de septiembre en contra de las Panteras de Carolina a las 1:05 de la tarde en el State Farm Stadium en Glendale.