La presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica y una de las descubridoras de la variante Ómicron del coronavirus, la doctora Angelique Coetzee, ha pedido que no cunda el “pánico innecesario” ante esta nueva modalidad, cuyos síntomas son, según los datos que baraja en estos momentos, “muy débiles”.

“Lo que estamos viendo en Sudáfrica y, recordemos, estoy en el epicentro, es muy débil. Para nosotros son casos leves”, ha declarado a la cadena BBC. “Estoy bastante segura de que en Reino Unido”, donde se han confirmado dos casos, “existe un pánico innecesario, aunque dentro de dos semanas podría estar diciendo lo contrario”.

Poco antes, el Ministro de Salud británico, Sajid Javid, llamó a la cautela tras avisar que existen motivos para pensar que las vacunas actuales son “menos eficaces” contra la Ómicron y defendió las medidas de restricción anunciadas el sábado por el Primer Ministro, Boris Johnson, entre ellas el retorno a la mascarilla.

“Es una aproximación proporcionada y equilibrada”, ha explicado a Sky News, si bien reconoció que “todavía no se sabe gran cosa” más allá del hecho de que la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha descrito la Ómicron como una “variante de gravedad preocupante”.