Quizás usted ya lo sepa, o quizás no, pero existe una alta posibilidad de que la diabetes forme parte de su vida. La diabetes se presenta a todas las edades, en todas las razas y en todos los tipos de cuerpos, y actualmente ocurre con el doble de frecuencia que hace 10 años. Eso significa que es muy probable que usted, un familiar o algunos de sus amigos tengan algún tipo de diabetes. ¿Pero si no está convencido? Sigue leyendo.

Una enfermedad demasiado familiar

La diabetes es una enfermedad crónica, esto significa que no tiene cura, y que, si llega a estar en descontrol, puede llegar a costarle alguna parte de su cuerpo, y en casos graves hasta la vida. Y es tan común que, de acuerdo con estadísticas del Departamento de Servicios de Salud de Arizona, (AZDHS) al 9.3% de los hispanos en el estado de Arizona se les ha dicho alguna vez que tienen diabetes, ¡eso es casi una de cada 10 personas!

Pero antes de recibir el diagnóstico de diabetes, hay una etapa previa en la que la enfermedad puede ser evitada, esta etapa es la prediabetes. La mala noticia es que en esta etapa se encuentran 1 de cada 3 personas tanto en el estado de Arizona como en todo el país, y la mayoría de ellas no lo sabe.

Otro de los factores que convierte a la diabetes en un serio problema de salud pública es el sobrepeso y la obesidad, y esto es un factor de mucho cuidado en nuestro estado, ya que de acuerdo con el AZDHS uno de cada cuatro arizonenses se considera obeso. Cabe volver a señalar que la diabetes está muy relacionada con la obesidad y la inactividad física.

Tanto si tiene diabetes como si no, recuerde siempre que una vida larga y satisfactoria es totalmente posible después de un diagnóstico de diabetes.

Diabetes tipo 2

El páncreas es una glándula de nuestro cuerpo que produce una sustancia llamada insulina. La insulina es necesaria para que su cuerpo procese los azúcares, que es lo que le da energía a usted durante todo el día. Los problemas comienzan cuando su cuerpo no usa correctamente la insulina y sus niveles de glucosa (azúcar) en sangre comienzan a subir y se vuelve prediabético. Durante la etapa prediabética, es posible que no tenga síntomas obvios. Pero existen factores específicos que pueden provocar que desarrolle diabetes, según nos comentó Jazmín Hernández, Educadora de Salud de Esperança.

“Si le diagnosticaron prediabetes”, dijo Hernández, “le diagnosticaron diabetes durante el embarazo, si tiene familiares cercanos diagnosticados con diabetes, si tiene sobrepeso, si tiene falta de actividad física o si lleva una dieta nutricionalmente desequilibrada (demasiados carbohidratos) entonces tiene altas posibilidades de desarrollar la enfermedad”.

Si usted tuvo o tiene alguno de los factores nombrados anteriormente, y no realiza cambios saludables en su estilo de vida, tiene un 50% de probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 dentro de cinco a 10 años. Una vez que le diagnostiquen, tendrá que vivir con la enfermedad por el resto de su vida, ya que no hay cura para la diabetes. Estos son algunos de los síntomas que puede experimentar si tiene diabetes:

• Pérdida de peso

• Cicatrización lenta

  Infecciones

• Visión borrosa

• Hiperpigmentación (áreas oscuras en su piel)

• Cansancio

• Sed constante

• Orinar frecuentemente

• Hambre constante

Diabetes tipo 1

Hay dos tipos principales de diabetes: la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2. Ambas hacen que la concentración de azúcar en sangre sea más alta de lo normal, pero lo hacen de distintas formas. En la diabetes tipo 1, el páncreas pierde su capacidad de fabricar la insulina porque el sistema de defensas ataca y destruye las células del páncreas encargadas de fabricar esta sustancia. Nadie sabe exactamente por qué ocurre, pero los científicos creen que su origen está relacionado con los genes.

“Cuando los niños están cansados ​​o tienen dolor de cabeza”, dijo Hernández, “es común asociar esos síntomas con otra cosa: tal vez el niño no durmió muy bien o está creciendo y necesita dormir más. Estos tipos de síntomas generales pueden durar un tiempo incluso ocasionar desmayos en los niños, por lo que es importante llevarlos al doctor y descartar que tengan diabetes tipo 1”, dijo Hernández.

Problemas a futuro

No saber que tiene diabetes es peligroso. AZDHS afirma que la diabetes “está relacionada con muchas complicaciones de salud graves, que incluyen enfermedades cardiovasculares, derrames cerebrales, presión arterial alta, ceguera, insuficiencia renal, neuropatía [dolor o entumecimiento de los nervios] y amputaciones”. Y la diabetes le costará dinero en facturas de salud y medicamentos.

De acuerdo con los CDC, “las personas diagnosticadas con diabetes tienen en promedio $16,750 dólares en gastos médicos por año”.

Con esto en mente, puede comprender la importancia de una revisión médica anual para todos los miembros de su familia. Una visita el médico es una de las principales formas de prevenir la diabetes.

Tampoco es el fin del mundo

¿Hay vida después de un diagnóstico de prediabetes o diabetes? ¡Sí!

“Tengo pacientes que me dicen después de haber sido diagnosticados con diabetes que es una de las mejores cosas que les ha pasado”, dijo Hernández. “Ya que primeramente reconocieron que estaban haciendo muchas cosas mal en sus vidas. Se sentían cansados ​​todo el día y ni siquiera podían moverse. Después de que fueron diagnosticados, tomaron medidas saludables y ahora se sienten con más energía y están haciendo las cosas de mejor manera. Todavía tienen la oportunidad de vivir una vida saludable”.

Seguir una dieta equilibrada no significa necesariamente renunciar a sus comidas favoritas. Pero sí significa introducir alimentos nutritivos en su menú diario.

Vivir con diabetes es muy manejable y es totalmente posible evitar o retrasar la prediabetes cuando se incorporan los cambios de estilo de vida. Empiece con pequeños cambios, sea más activo, elija alimentos y bebidas más saludables la mayor parte del tiempo, pierde peso, busque apoyo médico y manténgase al día con las sus vacunas.

“Si tiene sobrepeso”, dijo Hernández, “tiene que trabajar en eso. Cuando tiene sobrepeso, su cuerpo no utiliza correctamente la insulina. Introducir actividad física en su vida será fundamental ya que al realizar actividades físicas se quema azúcar. Es importante elegir una actividad que disfrute y lo haga sentirse fuerte”.

También vigile su nivel de estrés, consumo de alcohol y deje de fumar. La investigación médica ha relacionado todo esto con un mayor riesgo de diabetes tipo 2. Si ya tiene diabetes, es posible que le resulte más difícil controlarla con altos niveles de estrés.

Haga algo hoy

La mejor forma de evitar o controlar la diabetes es actuar. Controle su estrés, controle su peso, haga ejercicio y asegúrese de que usted y su familia se hagan un chequeo anual con su médico.

“El mayor porcentaje de todo esto es su acción”, dijo Hernández. “No la medicina ni el médico, sino su acción. Tiene que tomar esas decisiones para trabajar con los médicos y un nutriólogo además de aumentar su actividad física y cuidar su salud mental. Esas son cuatro cosas que le ayudarán a tener una mejor vida”.

¿Sabe cuáles son sus niveles de azúcar en sangre? Si no es así, tómese un momento hoy para programar una cita con su proveedor médico y averiguarlo. Si sabe que es diabético o prediabético, comuníquese con Equality Health para recibir valiosos consejos e información sobre recursos comunitarios que lo ayudarán a controlar la enfermedad.