Era el año de 1999 en la víspera de un nuevo milenio, cuando una película de la cual no se sabía nada, generó una nueva forma de visualizar el Siglo XXI.

La primicia era generar dudas al público, mostrando una realidad muy parecida a la nuestra y que pudiera ser una ilusión y somos personas que vive dentro de un ordenador con el propósito de darle vida a una inteligencia artificial.

Por muchos años la raza humana, ha buscado inventar seres inteligentes que hagan nuestras vidas mucho más fáciles, sin embargo, al día de hoy, hay gente que se opone a la creación de mundos virtuales que nos alejen de nuestra realidad.

De hecho el fundador de Facebook ( Mark Zuckerberg ) está a punto de presentarnos esta idea  y este nuevo mundo que podría sustituir las redes sociales .

Algún día no habrá necesidad de levantarse para ir a trabajar, solo nos conectaremos a un ordenador para que nuestro Avatar haga nuestras labores y el riesgo de perder la realidad se convertirá en un lujo para futuras generaciones.

Matrix comenzó una nueva generación de seguidores que comulgan con la idea de la cual aseguran que no estamos viviendo la realidad original. Y a lo largo de 3 películas, nos dimos cuenta que nuestro personaje principal Neo (Keanu Reeves) ya había vivido 6 veces la realidad en diferentes ordenadores.

De hecho el arquitecto del Matrix aseguro que Neo no siempre fue el elegido.

Pero hoy en día, Matrix Resurrección es la continuación de la realidad que viven los personajes de Neo y Trinity y es posible que en esta ocasión caigamos aún más hondo dentro de la madriguera del conejo que persiguió Thomas Anderson (Neo) desde la primera entrega.

Ahora descubrir la verdad será mucho mas complicado que tomar una pastilla azul o roja.

Lo único que podemos asegurar de lo que vamos a presenciar en esta nueva entrega es la evolución de los efectos visuales que sorprendieron al mundo en el año de 1999.

Además de que también el día de mañana tendrás que levantarte para ir a trabajar, así que solo queda disfrutar de 2hrs 28 min de ficción en la pantalla grande con una buena dosis de palomitas a tu gusto.