PIE DE FOTO: Lejos han quedado los días de gloria de Naasón Joaquín García, el autoproclamado “Apóstol de Dios” de la Iglesia La Luz del Mundo.

Alan Jackson, el principal abogado del líder de la iglesia La Luz del Mundo, advirtió en un documento sometido en la Corte Superior de Los Ángeles que su cliente enfrentaría una condena a cadena perpetua si es declarado culpable de 19 cargos criminales, incluyendo abuso sexual de menores.

Naasón Joaquín García se encuentra detenido en una cárcel de Los Ángeles desde junio de 2019 y se ha declarado inocente de lo que la Fiscalía de California describe como una conspiración en la cual mujeres de su congregación reclutaron niñas y jóvenes para que el pastor mexicano las abusara sexualmente.

En las audiencias previas a su juicio, cuyo inicio se reprogramó para el 9 de mayo, los fiscales indicaron que el llamado ‘Apóstol de Jesucristo’ podría ser sentenciado a “varios años de cárcel”.

Es ahora Jackson quien señala que, si su defendido pierde el caso, podría pasar el resto de su vida tras las rejas.

“Este es un caso complejo en el que el señor García está enfrentando docenas de cargos graves, cinco acusadoras y una sentencia potencial a cadena perpetua”, escribió Jackson en dicha moción, cuyo objetivo era solicitar un aplazamiento del juicio del 27 de septiembre a una fecha posterior.

El juez Ronald S. Coen aprobó su pedido y agendó una audiencia preliminar para el 15 de octubre y ese día decidió que, por nueva evidencia que encontraron los fiscales, el juicio debía iniciar en mayo.

Voceros de La Luz del Mundo en México han señalado que incluso si Naasón Joaquín es condenado en Los Ángeles no dejaría de ser su dirigente, pues “su apostolado es intransferible”.

“Se estima actualmente que el juicio dure ocho semanas o más y tomará lugar bajo circunstancias sin precedentes debido a la emergencia del Covid-19. Ahora se ha hecho evidente que el actual mandato de uso de mascarillas continuará en vigor en el tiempo programado para el juicio, el 27 de septiembre (de 2021) … Esto significa necesariamente que todos los testigos tendrán sus rostros cubiertos mientras testifiquen ante el jurado y frente al señor García”, dijo Jackson.