En solo unas pocas semanas, los fanáticos del fútbol de todo el país sintonizarán para ver el Super Bowl en Inglewood, California. Y el próximo año, el gran juego se llevará a cabo en Glendale.

El Comité Anfitrión del Super Bowl de Arizona inició el lunes su cuenta regresiva para el Super Bowl 2023, con énfasis en las oportunidades económicas que brinda el evento.

“Nuestros Arizona Cardinals no solo tendrán una oportunidad real de jugar en casa el próximo año, sino que también podremos exhibir nuestro estado por completo”, dijo el gobernador Doug Ducey en el evento de inauguración realizado en Phoenix. “Tenemos mucho que mostrar”.

Históricamente, el Super Bowl ha sido una gran fuente de ingresos para el estado.

En 2008, el juego tuvo un impacto económico de más de $500 millones. Esa cifra saltó a más de $700 millones en 2015, la última vez que se celebró el Super Bowl en Arizona.

“Creo que podemos romper [ese récord] nuevamente el próximo año”, dijo Ducey.

Un evento masivo necesita un escenario adecuado, y el propietario y presidente de los Cardinals, Michael Bidwill, dijo que el State Farm Stadium ha recibido muchas mejoras en los últimos años.

“La cifra se acerca a los $150 millones que habremos invertido en el estadio y la propiedad que lo rodea”, dijo Bidwill, y agregó que State Farm Stadium es “el mejor sitio para un Super Bowl en los Estados Unidos”.

Bidwill también se refirió al papel de State Farm Stadium en la economía general del estado.

“Hemos usado el estadio y el Super Bowl… como parte de nuestro libro de jugadas para el desarrollo económico”, dijo. “Impacto económico de $5 mil millones… en torno a nuestra industria del turismo, además de poder contar nuestra historia [aquí en Arizona]”.

Tanto Bidwill como Ducey se mostraron optimistas sobre las posibilidades de los Cardinals la próxima temporada.

También se anunció que la leyenda de los Cardinals, Larry Fitzgerald, será el presidente ejecutivo del Comité Anfitrión del Super Bowl de Arizona.

“No necesariamente en el campo, pero es lo más cerca que pudimos tenerlo”, bromeó Bidwill.

El Super Bowl LVII está programado para el 12 de febrero de 2023.