Equality Health

Todo lo que JB siempre quiso fue ser una joven de 19 años “normal” y saludable, quería vivir su adolescencia y juventud como la mayoría de las chicas de su edad. Pero debido a un defecto congénito en su corazón, el cual tenía literalmente un agujero, le impedía a la joven nativa de Houston asistir a las actividades escolares y mucho menos vivir una vida adolescente normal.

No tenía idea de lo que ser joven significaba. JB sabía que quería ir a la universidad, tener una carrera y vivir una vida saludable. Pero para lograr su sueño tendría que someterse a una cirugía cardíaca para reparar el agujero en su corazón. Sin embargo, esta cirugía envió a JB a un viaje inesperado de amor, luz y esperanza.

El Muro

Como buena joven llena de sueños y metas, JB comenzó antes de su cirugía una carrera universitaria especializada en pastelería y repostería, esto lo hizo debido a que sus problemas de salud le impedirían llevar una vida universitaria normal y culminar su carrera. Lo importante en este caso era que la cirugía del corazón le daría la capacidad de hacer todas las cosas que ella soñaba.

“No sabía que la cirugía tendría consecuencias tan graves”, dijo JB. “Tuve un hematoma, fui al hospital tres veces, tuve que usar un monitor cardíaco para ayudar a que mi corazón entrara en un ritmo normal y tuve síntomas similares a los de unas convulsiones. Simplemente era demasiado. La parte inexplicable es que nada de esto estaba destinado a que sucediera”.

Incluso los médicos calificaron la evolución de JB como “un caso frágil”. A consecuencia de las complicaciones durante la recuperación y de las tres a cinco citas con el médico durante la semana, JB terminó faltando demasiado a la escuela y tuvo que darse de baja de la universidad. El sentir que el sueño de tener una carrera universitaria se había esfumado, envió a JB a una espiral descendente que la dejó sintiéndose deprimida y aislada. JB comenzó a ver a un terapeuta, pero no pudo salir de su angustia. Chocó contra un muro, hasta que el equipo de cuidado de Equality Health se involucró en su caso.

Más Allá de los Doctores

La trabajadora de salud comunitaria de Equality Health, Tina, realizó una llamada rutinaria de acercamiento para ayudar a JB a hacer una cita de seguimiento con su médico. Durante la llamada, JB compartió que había estado sintiendo ansiedad, aislamiento y frustración. Le preocupaba lo que le deparaba el futuro y cómo su situación física actual afectaba su capacidad para seguir asistiendo a la universidad. Si bien Tina alentó a JB a que resistiera y le aseguró que volvería a donde quería estar físicamente, pudo ver que JB necesitaba algo más.

“Sabía que los médicos de JB podrían ayudarla con la transición física”, explicó Tina, “pero también sentí que se beneficiaría enormemente al hablar con uno de nuestros capellanes”.

JB vio con buenos ojos la idea de Tina. “Solamente escuchar a alguien decir ‘Oye, no te conozco muy bien, pero sé que algo está pasando. Puedo encontrar a alguien que te ayude a animarte’, me motivo y ayudo bastante “. Las palabras y la intuición de Tina le dieron a JB la esperanza que tanto necesitaba.

La Lista de César

A la edad de 14 años JB había perdido a su madre por cáncer de seno. Cuando su madre se enteró de que tenía un cáncer incurable, compartió las Escrituras de la Biblia con JB y le dijo: “Esto es lo que te ayudará a sobrevivir”. Después de que su madre falleciera, JB comenzó a escuchar a los predicadores que su madre solía seguir fervientemente. Su fe ayudó a JB a seguir viendo la luz incluso durante sus días más oscuros.

Cuando el capellán de Equality Health, César, habló por primera vez con JB, pudo ver que ella conocía la Biblia y se enteró de que rezaba diariamente. Los capellanes de Equality Health están capacitados para encontrarse con cada miembro en el lugar que sea, sin importar su cultura o credo religioso. César aclaró las escrituras basándose en las creencias de JB. También descubrió las preocupaciones profundamente arraigadas que tenía JB y lo importante que fue su educación para resolverlas.

“Aunque JB compartió su historia y los muchos desafíos que ha tenido”, recordó César, “nunca fue negativa ni expresó autocompasión. Mientras contaba su historia, escribí siete cosas sobre JB que compartí con ella después de que terminó de platicar su historia de vida”.

1. Muy optimista y positiva

2. Madura

3. Divertida

4. Muy lista e inteligente

5. Empática

6. Fuerte en la fe

7. Desearía que fueras mi hija

La sinceridad de César detuvo a JB en seco. Nunca nadie le había dicho las cosas sobre ella que el capellán le había señalado. JB inclusive se preguntó si César realmente quería decir lo que le había dicho.

“Respondí que sí”, dijo César. “En su voz escuché la voz de cada adolescente saludable que decía: ‘Solo quiero ser normal, poder disfrutar de mi juventud, ir a la universidad y tener un futuro’”.

Una Misión de Amor

Cuando Tina acompañó a JB a su siguiente visita al médico, su doctora no podía creer lo que estaba viendo y escuchando. ¿Era la misma paciente que trató dos semanas antes? Su doctora expresó lo contenta que estaba de ver a JB tan positiva y animada, pero tuvo que preguntar, “¿qué pasó?”

“Todo se lo debo a todo mi equipo de cuidado”, explicó JB. “A mi capellán que me hace reír y se toma el tiempo de escucharme de verdad. A Tina, mi trabajadora de salud comunitaria que se preocupa tanto por mí. A mi doctora y a todos mis especialistas. Estoy muy agradecida y bendecida de tener toda una comunidad de personas que se preocupan por mi bienestar”.

Cuidar a las personas y ayudarlas a recuperarse no es solo un trabajo para el Equipo de Cuidado Médico de Equality Health, es su vocación, es una misión de su vida.

“Me sentí muy honrada y bendecida por las opiniones de JB”, dijo Tina. “Es una persona proactiva, muy madura y responsable; y eso hace que nuestro trabajo como capellán y trabajador de salud comunitario sea mucho más fácil. Estoy muy agradecida y amo a esta joven. Todos en Equality Health hacemos nuestra parte para marcar la diferencia en las vidas de nuestros miembros y su recuperación, bueno esto, fue la confirmación de por qué hacemos lo que hacemos y por qué lo hacemos de manera diferente”.

César dijo que cuando compartió por primera vez la historia de JB y cómo Equality Health impactó su vida, lloró. No de tristeza, sino de alegría.

“Eso es lo que somos en Equality Health”, dijo César. “Por eso estamos todos aquí. Queremos hacer una diferencia. Y tener a alguien como JB, una vencedora, proactiva, nunca negativa, que siempre habla de su abuela y hermanos y es tan inspiradora, simplemente lloré de emoción”.

Un Nuevo Comienzo

Cuando César hizo otra “visita” telefónica con JB, ella le dijo que había estado compartiendo el amor de Jesús con la gente que conocía y reconoció las bendiciones y la mano de Dios sobre ella. JB también comenzó a escribir canciones de alabanza. Y comentó que le gustaría que César sea el primero en escucharlos los temas cuando termine de escribirlos.

“Ni siquiera puedo leerles las palabras hoy. Seguramente llorará por lo que Dios está haciendo en mi vida”, le dijo JB a César. “Sé que no somos del mismo color, pero quiero que sepas que eres mi hermano en Cristo y que yo siempre seré tu hermana. Gracias, César, por todo su apoyo y por escucharme”.

Puede que JB no sea como cualquier otra chica de 19 años, pero lo que es seguro es que ha vuelto a la normalidad y está viviendo la vida de sus sueños. Y tenga la seguridad de que la historia de amor, luz y esperanza de esta joven apenas ha comenzado.

Para obtener más información sobre Equality Health y encontrar un médico cerca de usted, visite: www.equalityhealth.com/members. ¿Necesita un médico? Para obtener información sobre los proveedores de Equality Health Network, llame al 1-833-CARE-100 (1-833-227-3100).