Amalia González Lara, de 43 años, originaria de de Oaxaca, México, fue sentenciada este martes por el juez federal a 21 meses en una prisión seguida de tres años de libertad supervisada.

González Lara se declaró culpable el 18 de noviembre de 2021 de un cargo de conspiración para transportar y albergar a más de 100 inmigrantes indocumentados con fines de lucro. González Lara administró, supervisó y coordinó operaciones de contrabando para un escondite ubicado en Avondale, Arizona, según el comunicado del Departamento de Justicia.

Agentes del orden público localizaron a 20 ciudadanos indocumentados, el 12 de enero del 2021, todos los que se encontraban en la residencia eran nacionales de México o Guatemala.

En el transcurso de las operaciones de la banda de traficantes, utilizaron la vivienda para ocultar una gran cantidad de indocumentados que habían entrado al país ilegalmente a través de la frontera entre Estados Unidos y México hacia Arizona y transportados a Phoenix.

González Lara, residente de Phoenix y Sergio Vázquez Flores, de 46, residente de Goodyear, fueron arrestados en relación con el caso.

El coconspirador Sergio Vázquez Flores, de 46 años, que operaba la casa de escondite en nombre de González Lara, será sentenciado el 15 de marzo de 2022.

Investigaciones de Seguridad Nacional en Nogales, con la asistencia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, llevó a cabo la investigación de este caso. La Fiscalía de EEUU, Distrito de Arizona en Tucson, se encargó de la acusación.