La muerte de una niña ahogada en Phoenix prende la alarmas en uno de los estados donde ocurren más ahogamientos de menores de edad, esta semana el Departamento de Bomberos presentó una iniciativa haciendo un llamado a la comunidad para que no dejen a los niños desatendidos.

En el 2020, murieron 16 menores ahogados en el estado de Arizona, según reportó la Fundación de Natación estadounidense, la cifra representa un aumento del 30% comparado con las estadísticas de 2018.

“La ciudad de Phoenix ha experimentado seis ahogamientos infantiles en los primeros tres meses de este año, uno de ellos falleció”, dijo Michael Durán, Jefe del Departamento de Bomberos.

Se refiere al suceso del viernes en el que una pequeña de 3 años murió ahogada tras caer a la piscina de una propiedad ubicada sobre la Intersección de la Avenida 75 y Calle Thomas.

Los bomberos señala que solo 18 pulgada de profundidad son suficientes para ocasionar una tragedia.

El portavoz reiteró que la cantidad de agua suficiente para ocasionar un ahogamiento, agregó que ahora más que nunca los padres deben aprender resucitación cardiopulmonar.

Importante recordar el ABC que las autoridades han difundido como parte de los pasos que podrían ayudar a prevenir un ahogamiento. Estas recomendaciones incluyen la supervisión de adultos, barreras en todas las albercas, y clases de natación.

Cualquier duda respecto al tema, llame a la unidad de bomberos responsible de estos casos al: 602-534-0953