File - In this Thursday, Feb. 7, 2019, file aerial image released by the U.S. Customs and Border Protection, migrants, apprehended after illegally crossing along the U.S.-Mexico border near Lukeville, Ariz., are lined up. Mexico is at the top of the image, beyond the border fence. A border activist charged with helping a pair of migrants with water, food and lodging is set to go on trial in U.S. court in Arizona. Defendant Scott Daniel Warren has argued that his spiritual values compel him to help all people in distress. The trial is scheduled to begin Wednesday, May 29, 2019, in Tucson, with the 36-year-old Warren charged with harboring migrants and conspiring to transport and harbor two Mexican men found with him who were in the U.S. illegally. (U.S. Customs and Border Protection via AP, File)

 El fiscal general Mark Brnovich advierte a los arizonenses sobre una nueva tendencia peligrosa que supuestamente está ocurriendo en la frontera sur.

Brnovich dijo que la tendencia involucra a conductores, incluidos adolescentes de Arizona, que transportan inmigrantes indocumentados para los cárteles de la droga en “carros de carga”.

Brnovich dijo que a los conductores, que están siendo reclutados en las redes sociales, se les ofrece hasta $2,000 por cada persona recogida en la frontera y luego conducida al norte a un lugar específico.

El acuerdo está atrayendo a personas del Valle y hombres y mujeres de todas las edades y de fuera del estado, que vienen a Arizona para sacar provecho del viaje para el cartel, dijo el Fiscal General.

Brnovich dijo que su oficina está trabajando con la “Operación Calles Seguras”, un grupo de trabajo que incluye agencias locales, estatales y federales, para tomar medidas enérgicas contra el contrabando de personas y la conducción imprudente que a menudo ocurre cuando los conductores intentan escapar.

La oficina del alguacil del condado de Cochise dijo que hay alrededor de 1,000 contrabandistas al mes que llegan a la frontera. CCSO dijo que el grupo de trabajo detiene de dos a 10 vagones de carga por día, lo que a veces resulta en persecuciones peligrosas o mortales a alta velocidad que ponen en riesgo a los arizonenses.

El alguacil del condado de Cochise, Mark Dannels, dijo que los inmigrantes indocumentados son entregados a la Patrulla Fronteriza y casi todos los vagones de carga son confiscados.

Los conductores de carga enfrentan varios cargos, que incluyen secuestro, huida ilegal y no ceder el paso. Casi todos los conductores detenidos son ciudadanos estadounidenses, dijeron las autoridades.