Alejandra Guzmán y Paulina Rubio tuvieron éxito total con su “Perrísimas Tour” en 22 ciudades de los Estados Unidos y en Phoenix, no fue la excepción con un lleno total.

La Reina del Pop, Paulina Rubio, y la Reina del Rock, Alejandra Guzmán, concluyeron una de las giras más esperadas del año, “Perrísimas” US Tour 2022, donde hicieron un derroche de energía y lo dejaron todo en el escenario.

Pero no podrían faltar las controversias y durante su presentación en el Arizona Federal Teathre, “La Chica Dorada” encaró a un guardia de seguridad acusándolo directamente de haberla “tocado”; segundos antes la artista ya había soltado un manotazo.

“Paren la música” dijo Rubio, mientras cantaba “Nena” el público pensó que se trataba de un performance en su propia presentación, sin embargo, la cantante mexicana y radicada desde hace un tiempo en España, acusó a uno de los elementos de seguridad de tocarla (se desconoce en qué parte del cuerpo).

“Usted me tocó inapropiadamente y es de seguridad ¡Qué vergüenza!”, dijo Paulina en inglés, para después bromear y continuar su presentación.

En el video publicado por Prensa Arizona, se puede ver que tras la denuncia de Paulina el guardia, un hombre de edad madura, queda avergonzado por lo sucedido, pues además el público defendió a la cantante lanzando gritos y chiflidos.

Todo sucedió después de que Rubio apareciera entre el público para la segunda parte de su show y cuando llegó nuevamente al área resguardada del escenario.

Exitosa gira…

Tras años de rivalidad y contra todo pronóstico, la noche de ayer, Alejandra Guzmán y Paulina Rubio, compartieron por última vez el escenario despues de haber demostrado una vez más el gran poder de convocatoria que tienen entre sus fans al haber vendido más de 100,000 boletos y hecho un recorrido por 22 ciudades agotando las localidades en recintos desde Nueva York hasta Los Ángeles y de Chicago hasta Texas, todo Estados Unidos se rindió ante el talento de estas poderosas mujeres.

Cada noche y en cada ciudad las dos legendarias divas paralizaron los corazones del público, al abrir y cerrar juntas los conciertos con interpretaciones a dúo de “Ni Tú Ni Nadie” y “Mío/Hey Güera”, pasando, por supuesto, por todos los éxitos de cada una que han formado parte de las vidas de más de una generación.

Rubio y Guzmán irradiaron una vez toda la magia que las ha convertido en dos extraordinarios íconos, y mantuvieron a los asistentes electrizados durante casi tres horas en cada uno de sus conciertos.

Los fanáticos bailaron y cantaron sin parar, empapándose de la energía y el magnetismo que emanaban estas dos heroínas musicales, a medida que interpretaban hit tras hit junto a un fabuloso grupo de músicos y bailarines.