Una corte determinó nuevamente que el expresidente Donald Trump debe colaborar y además testificar bajo juramento en la investigación sobre posibles fraudes de su organización.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, debe testificar bajo juramento en la investigación civil del fiscal general de Nueva York sobre sus prácticas comerciales, dictaminó un tribunal estatal intermedio de apelaciones.

Un panel de cuatro jueces confirmó por unanimidad una decisión de la corte de primera instancia de febrero que hizo cumplir las citaciones para Trump y sus dos hijos mayores, Donald Trump Jr. e Ivanka Trump, para brindar testimonio en la investigación de la Fiscal General Letitia James.

“Una vez más, los tribunales han dictaminado que Donald Trump debe cumplir con nuestra investigación legal sobre sus tratos financieros. Continuaremos siguiendo los hechos de este caso y nos aseguraremos de que nadie pueda evadir la ley”, dijo James en un comunicado.

Alan Futerfas, abogado de Trump, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

En enero, James dijo que su investigación de casi tres años sobre la Organización Trump había descubierto evidencia significativa de posible fraude.

Ella describió lo que llamó declaraciones engañosas sobre los valores de la marca Trump y seis propiedades, diciendo que la compañía puede haber inflado los valores inmobiliarios para obtener préstamos bancarios y reducirlos para reducir las facturas de impuestos.

Trump emitió un comunicado a principios de este año calificando las acusaciones como falsas y acusando a James de una agenda política para atacarlo a él y a su familia.

Trump y sus hijos han dicho que testificar violaría sus derechos constitucionales porque sus palabras podrían usarse en una investigación criminal relacionada dirigida por el fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, a la que James se unió en mayo pasado.

Trump, un republicano, también acusó a James de procesarlo selectivamente porque es un enemigo político, pues James y Bragg son demócratas.

La corte de apelaciones rechazó esos argumentos y dijo que James revisó “volúmenes significativos de evidencia” antes de emitir las citaciones.

“Los apelantes no han identificado ninguna corporación implicada de manera similar que no haya sido investigada o ningún ejecutivo de dicha corporación que no haya sido depuesto. Por lo tanto, los apelantes no han podido demostrar que fueron tratados de manera diferente a cualquier persona en una situación similar”, dijo el tribunal sobre los Trump.