Se espera que un segmento de la U.S. 60 en dirección este en Tempe que ha estado cerrado durante casi una semana debido a una ruptura de la línea de agua se reabra en los próximos días, dijeron las autoridades el jueves.

Julian Dresang, subdirector de ingeniería y transporte e ingeniero de la ciudad de Tempe, dijo durante una conferencia de prensa que la carretera reabriría a principios de la próxima semana si no hay contratiempos.

Los equipos ya vertieron un segmento de concreto reforzado en el lado este y verterán un segundo segmento el jueves por la noche, según Dresang.

Los carriles tendrán que ser trazados de líneas antes de que se levante el cierre, dijo Dresang.

El pavimento en dirección este tuvo la menor cantidad de daños, lo que hizo que el cronograma para la reapertura fuera mucho más claro, agregó Dresang.

Ambos lados de la autopista entre la Interestatal 10 y el Loop 101 han estado cerrados desde el sábado, cuando una tubería de 50 años se rompió y provocó la pérdida de 8 millones de galones de agua sobre y debajo de la carretera.

No hubo una estimación para reabrir los carriles hacia el oeste, que sufrieron daños más significativos.

Se requerirá la remoción y el reemplazo del pavimento en todo el ancho del segmento en dirección oeste, dijo Dresang.

“No tenemos una estimación, pero estamos trabajando lo más rápido posible para que eso suceda”, dijo Dresang.

Los conductores se han visto obligados a usar la autopista Loop 202 Santan en el sur y la autopista Loop 202 Red Mountain en el norte para sortear el cierre.

Tempe está pagando la factura de las reparaciones.