Meses después de luchar contra el cáncer, Kim Kurtz enfrenta un nuevo desafío.

La casa móvil en la que había vivido durante dos años con su esposo cerca de 7th Street y Union Hills Drive fue destruida en un incendio el domingo por la mañana.

Todas las pertenencias de la pareja fueron convertidas en cenizas.

“Recuerdo mirar hacia arriba y ver una bola de fuego sobre mi cabeza y no saber qué hacer”, dijo Kurtz. “Fue aterrador, podía sentir el calor. Me levanté y le grité a mi esposo, ambos salimos justo antes de que todo esto sucediera”.

La pareja, su perro y dos gatos dormían, cuando alrededor de la 1:30 am se despertaron con olor a humo. El fuego se propagó rápidamente por la casa.

El esposo de Kurtz sufrió quemaduras de segundo grado en la cabeza, el cuello, la espalda y los brazos mientras guiaba a su esposa mientras escapaban de las llamas.

“Si no hubiera salido cuando lo hizo, se habría derrumbado sobre él, estaba así de cerca”, agregó Kim.

Los equipos de bomberos llegaron al lugar minutos después y evitaron que las llamas se extendieran más allá de la casa móvil. La causa aún está bajo investigación.