Hay numerosas fotografías del cementerio de aviones más grande del mundo en Tucson desde el suelo. Curiosamente, no hay demasiadas fotos de los aviones militares retirados tomadas desde el aire. 

El fotógrafo aéreo alemán Bernhard Lang trató de cambiar eso.

El cementerio, conocido coloquialmente como “Boneyard” y oficialmente como el Grupo de Regeneración y Mantenimiento Aeroespacial 309 (309 AMARG), está ubicado en la Base de la Fuerza Aérea Davis-Monthan en las afueras de Tucson. La instalación es conocida por su colección históricamente grande de 3150 aviones, 5900 motores y 340 000 piezas de herramientas de producción de aviones.

Fue esta notoriedad lo que atrajo a Lang a fotografiar el Boneyard desde una nueva perspectiva.

“He visto fotos de él, pero desde el suelo”, dijo Lang. “Estos aviones viejos, históricos y rotos estaban en filas y las imágenes satelitales mostraron que esto se vería realmente interesante desde arriba”.Entonces, Lang se elevó a los cielos para fotografiar aviones que ya no vuelan.

Las fotos, tomadas originalmente a principios de marzo, tenían un tono muy diferente para Lang que sus proyectos anteriores debido al conflicto en curso en Ucrania.

Aunque volaba sobre una instalación que en parte reutiliza aviones militares, se sentía física y emocionalmente más alejado del conflicto que en casa.

“[Munich] está bastante cerca del conflicto en comparación con Estados Unidos”, dijo Lang. “Tenemos muchos refugiados que llegan a Alemania y otros países europeos. Creo que este tema es bastante actual”.

Este no es el primer viaje que hace Lang desde su hogar en Munich al suroeste de los Estados Unidos. 

El desierto ha cautivado al fotógrafo y ha sido la inspiración detrás de piezas anteriores, incluyendo “Solar Farm” filmada en los cielos fuera de Las Vegas y “Mojave Desert” filmada en el sureste de California.

“En la parte occidental de los EE. UU., hay muchos lugares, patrones y estructuras interesantes para fotografiar”, dijo Lang. “Vivo en un área verde con muchas plantas y bosques. Para mí, es especialmente interesante ver estas estructuras del desierto”.