La campaña para gobernador del republicano Matt Salmon nunca prendió como él esperaba, y el excongresista anunció que se retira de la contienda al quedar claro que no había forma de que pudiera ganar la nominación republicana en las primarias de agosto y ofreció su respaldo a Karrin Taylor.

“Creo que tenemos que tener a alguien que realmente tenga un historial de hacer las cosas y alguien en quien podamos confiar como un verdadero conservador como Karrin Taylor Robson”, dijo.

“Ella ha estado luchando por los valores conservadores que me importan profundamente durante mucho, mucho tiempo. Ella no apareció en escena cuando decidió postularse para gobernadora adoptando puntos de vista conservadores”.

La partida de Salmon se produce ocho días antes de que comience la votación anticipada para las elecciones primarias del 2 de agosto, y varias semanas después de la fecha límite para que los candidatos se retiren de la elección antes de que se impriman las boletas.

“Desafortunadamente, los números son números, y me ha quedado claro que el camino hacia la victoria por el primer lugar ya no es una posibilidad realista. Los votantes de las primarias republicanas merecen más que dividir sus votos el 2 de agosto, por lo que dejo esta carrera por la misma razón por la que entré: porque es lo mejor para la gente de Arizona”, dijo Salmon en una declaración escrita.

Eso significa que los votantes de las primarias republicanas de Arizona verán el nombre de Salmon en la boleta, pero cualquier voto que se emita por él será descartado.

A lo largo de la campaña, Salmon ocupó constantemente el tercer lugar entre los candidatos del Partido Republicano, detrás de Kari Lake y la desarrolladora Karrin Taylor Robson.

Esta fue la segunda candidatura de Salmon para gobernador: en 2002, fue el candidato republicano para el puesto, pero perdió ante la demócrata Janet Napolitano por menos de 12,000 votos de los 1,2 millones emitidos.

Salmon se desempeñó como legislador estatal a principios de la década de 1990 antes de ser elegido para el Congreso en 1994 como parte de la ola republicana encabezada por Newt Gingrich. Representó a un distrito centrado en Mesa hasta que se jubiló en 2000, después de lo cual regresó a Arizona y se convirtió en cabildero; también pasó varios años como presidente del Partido Republicano de Arizona. En 2012, fue nuevamente elegido para el Congreso y cumplió dos mandatos.

Karrin Taylor Robson, quien se encontraba a escasos puntos de liderar la carrera republicana, elogió a Salmon por realizar una campaña “honorable”.

“Arizona enfrenta grandes desafíos, y no tengo dudas de que Matt continuará encontrando formas de servir a este estado que ama”, dijo en una declaración escrita.