Foto de los arrestados previo a un desfile del orgullo gay, ellos iban a provocar.

Unas semanas antes de que 31 miembros de un grupo de supremacistas blancos fueran arrestados por presuntamente planear disturbios en un evento de orgullo LGBTQ en el norte de Idaho, un pastor fundamentalista de Idaho le dijo a su congregación de Boise que las personas homosexuales, lesbianas y transgénero deberían ser ejecutadas por el gobierno.

Casi al mismo tiempo, una legisladora de la región más al norte del estado, la representante republicana Heather Scott, dijo a una audiencia que las drag queens y otros partidarios LGBTQ están librando “una guerra de perversión contra nuestros niños”.

Una mezcla tóxica de retórica de odio se ha estado filtrando en Idaho y en otros lugares de los EE. UU., mucho antes de los arrestos de los miembros del Frente Patriota en el evento del orgullo gay el sábado en Coeur d’Alene.

La policía dice que decenas de hombres del grupo supremacista blanco se amontonaron en un camión U-Haul con pasamontañas y equipo antidisturbios, con planes de instigar un motín en el parque donde se reunieron familias, niños y simpatizantes para celebrar a la comunidad LGBTQ.

 

Los arrestados provenían de al menos 11 estados, incluidos Illinois, Arkansas y Virginia. Los acusados ​​fueron fichados por cargos menores de conspiración para disturbios y puestos en libertad bajo fianza. Hasta el lunes por la tarde, los registros judiciales en línea no mostraban si los hombres habían contratado abogados defensores.

Thomas Rousseau, un joven de 23 años de Grapevine, Texas, que ha sido identificado por el Southern Poverty Law Center como el fundador del Frente Patriota y estaba entre los arrestados, no respondió de inmediato a un correo electrónico solicitando comentarios.

Jon Lewis, investigador de la Universidad George Washington que se especializa en extremismo violento local, dijo que la indignación dirigida a las personas LGBTQ ha estado creciendo durante meses en línea, a menudo en salas de chat frecuentadas por miembros de grupos como Patriot Front.

De la misma manera que se movilizó contra Black Lives Matter en la capital de la nación en diciembre, Patriot Front aprovecha lo que hay en el ciclo de noticias, en este caso, horas de historias de drag queen, disputas sobre personas transgénero en las escuelas y visibilidad LGBTQ en general.

Un “ecosistema masivo de medios de derecha” ha estado promoviendo la noción de que “hay personas que intentan llevar a sus hijos a espectáculos de drag, hay personas trans que intentan ‘preparar’ a sus hijos”, dijo Lewis.