Todavía sin salir de la consternación por los hechos de Uvalde, Texas, la comunidad ha vivido momentos de terror luego de varios tiroteos registrados en lugares públicos, el más reciente en un concurrido Walmart en plena tarde, luego de una disputa entre dos hombres.

“¡El susto más fuerte en mi vida, hoy casi m arrancan la vida! Enfrente en mi cara, descargaron de una pistola 7 balazos… Corri tiré mi mandado y deje mi carro abandonado. Una señora gritaba como loca porque no supo dónde quedaron sus niños y nomás corrió con un bebé en brazos”, publicó Ana Lilia Lugo en Facebook.

Una mujer ajena a al problema resultó herida de bala y los responsables fueron detenidos, pero en la semana se registraron otros 7 casos con saldo de 6 muertes y decenas de heridos, lo que ha generado alarma entre las autoridades y aumenta las voces en exigencia al control de armas.

La alcaldesa Kate Gallego dijo que “un cambio debe suceder ahora” refiriéndose a los tiroteos.

Aunque no hay definición oficial sobre lo que califica como tiroteo masivo, Gun Violence Archive define un tiroteo masivo cuando hay cuatro personas o más heridas, sin incluir al pistolero.

Teniendo eso en cuenta, Phoenix tuvo dos tiroteos masivos este fin de semana, en donde seis personas, incluyendo dos adolescentes, murieron y 16 otras se recuperan de sus heridas.

Aún no es ni a mitad de junio y en Phoenix ya hubo 10 homicidios, ocho ocurriendo solo en las últimos días dejando la Unidad de Crímenes Violentos del Departamento de Policía inundada de casos.

Estos casos no solo toman mucho tiempo sino también muchos recursos, a menudo los oficiales de patrulla tienen que ayudar a los detectives con estas escenas e investigaciones

Según otras páginas de datos tenemos registrados 1,122 tiroteos durante un período de tres meses en Phoenix, Arizona. Eso es un promedio de alrededor de 374 tiroteos por mes. Abril vio la mayor cantidad de tiroteos con 391, seguido de marzo con 379 tiroteos y febrero con 352 tiroteos.

Durante el fin de semana, al menos siete balaceras diferentes fueron reportadas en Arizona, algunas de esas en el área de Phoenix y cuatro resultaron mortales.

El viernes por la noche, los oficiales de policía respondieron a una llamada de una balacera cerca de las avenidas 39 y Grand. Un hombre fue asesinado dentro de un vehículo.

El Departamento de Policía de Phoenix respondió a dos balaceras en Sunnyslope el sábado: una involucró a un adolescente que murió afuera de su casa a causa de una herida de bala. En el otro incidente, una persona disparó a varios durante una fiesta matando a una joven de 14 años e hiriendo a otras ocho personas.

También el sábado, el Departamento de Policía de Gilbert aseguró que una mujer de 19 años había sido herida de bala en su apartamento y murió a causa de sus heridas en un hospital.

El domingo, una balacera en un centro nocturno dejo a dos muertos y otros dos hospitalizados.

Durante la tarde, alrededor de las 5:30 p.m., se reportó otra balacera en Prescott donde dos personas resultaron heridas, pero en esa ocasión no hubo muertos.

El lunes por la mañana, otras dos balaceras fueron reportadas en el área de Phoenix, dijeron las autoridades. Dos personas fueron heridas y una se encuentra en estado crítico después de una balacera en Sunnyslope. La otra en Tempe dejó a una persona herida y por la tarde el caso de Walmart.

Fue un fin de semana violento después de las tragedias nacionales durante las pasadas dos semanas que incluye la masacre de Uvalde, Texas donde 19 niños y dos maestras fueron asesinados en la escuela Robb Elementary el 24 de mayo. El tiroteo fue a solo 10 días del tiroteo por motivos raciales en Buffalo, Nueva York.