El 15 de junio de 2022, el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) cumplió 10 años desde que fue implementado para proteger a aquellos inmigrantes en riesgo de la deportación y proporcionarles la elegibilidad para obtener una autorización de trabajo

Sin embargo, durante los últimos diez años, DACA ha estado plagado de amenazas para ponerle fin, múltiples demandas y cambios técnicos, lo que  ha contribuido a un sentimiento significativo de incertidumbre para aquellas personas que son beneficiarias de DACA, así como sus familiares y amigos.

A pesar de los numerosos desafíos que enfrentan todos los días, las personas con DACA continúan realizando contribuciones significativas a nuestras comunidades y a la fortaleza de nuestro país, en tanto los políticos parecen seguir jugando ajedrez con la vida de los llamados “soñadores”.

Cerca de 600,000 beneficiarios de DACA viven en Estados Unidos, han criado a 300,000 ciudadanos estadounidenses y pagan $9.4 mil millones en impuestos cada año y lo más importante: la gran mayoría de los estadounidenses apoyan que a quienes lo ameriten, se les abra un camino a la ciudadanía, que hasta el momento se ha estancado en el laberinto partidista.

La esperanza de los “soñadores” cuando los demócratas lograron la mayoría en la Casa de Representantes y también en el Senado, se ha desvanecido ante la negativa de senadores como Kyrsten Sinema, que se ha opuesto a desechar la llamada regla del Filibustero, con lo que temas por demás importantes simplemente no podrán pasar los muros partidistas con una mayoría simple.

Organizaciones sociales que se han mantenido en pie de lucha por una reforma migratoria que de certidumbre a los “soñadores”, se mantienen en la lucha, con la esperanza de que algún día se logren verdaderos cambios en un sistema que ha probado estar roto.

“Yo me voy a graduar de la universidad en dos años, estoy listo para trabajar duro y contribuir a este país, el país que conozco como mi hogar, sin embargo, debido a los lineamientos de DACA, no califico para este programa. Mi futuro y el futuro de miles de personas como yo es incierto; merecemos la oportunidad de demostrar que somos seres humanos decentes y que estamos aquí para hacer la diferencia”, dijo Ángel Palazuelos.

“Sabemos que todavía queda mucho trabajo por hacer para nuestros jóvenes inmigrantes. Continuaremos abogando por los derechos de nuestras comunidades de inmigrantes y seguiremos pidiendo al Congreso que actúe ahora y brinde una solución permanente para los jóvenes con DACA y jóvenes indocumentados a quienes se les impidió solicitar el permiso”, dijo Reyna Montoya, fundadora y CEO de Aliento.

“DACA siempre ha sido una solución temporal, pero nuestro hogar está aquí. Sin una reforma migratoria, los miembros de DACA y sus familias viven bajo el temor constante de ser deportados; sin una solución permanente, millones de inmigrantes indocumentados seguirán viviendo en el limbo”, dijo Dinorah Nash, Directora de Servicios de ACE.

Los soñadores han compartido valientemente sus poderosas historias que despertaron a esta nación para comenzar a abordar los horribles actos de injusticia cometidos contra las comunidades inmigrantes, desde las redadas ilegales hasta la deportación y la separación familiar, los organizadores exigieron que el presidente Obama pusiera fin a estos actos.

Pero esta es una curita del gobierno que de ninguna manera reemplaza la protección duradera para las familias inmigrantes y los funcionarios electos no han logrado aprobar una reforma migratoria integral en el Congreso desde el inicio de DACA.

“Instamos a nuestros miembros del Congreso a aprobar protecciones permanentes para todos los inmigrantes. Pero por ahora, en Arizona, la Proposición 308 brinda algo de esperanza a los estudiantes de DACA que buscan una educación superior en nuestras universidades estatales”, dijo Tomás García Jr. de LUCHA

“Obligar a los soñadores a pagar la matrícula fuera del estado para lograr sus objetivos es cruel, la Proposición 308 es el primer intento real de solucionar un obstáculo importante que enfrentan los estudiantes de DACA”, finalizó Dinorah Dash.