Indiferencia republicana a masacre de Uvalde, Texas.

Un comité de la Cámara Representantes de Arizona frenó una moción presentada por el legislador demócrata Marcelino Quiñónez, en la que pedía que se verifiquen los antecedentes de las personas que compran armas de fuego de cualquier calibre, y de esa manera haya más control para evitar que delincuentes puedan adquirirlas. Lo mismo ocurrió en el Senado.

De manera que al momento todo seguirá como está, es decir, las armerías en el estado no checan el récord de los compradores, quienes solo tienen que ser mayores de 21 años y tener una identificación oficial para poder comprar las armas que quieran, incluso fusiles de asalto como “cuernos de chivo” y rifles R-15.

En entrevista con Prensa Arizona, Quiñonez expresó su molestia ante la indiferencia de colegas suyos republicanos que obstaculizaron su moción con el argumento de que en estos momentos la prioridad de la legislatura es elaborar y aprobar presupuesto, que es fundamental para atender las necesidades de la población.

Dijo el representante estatal: “El presupuesto es importante, pero después de la masacre en Texas y otros tiroteos en distintas partes del país tenemos que tomar acción, no podemos quedarnos con los brazos cruzados ni indiferentes ante lo que está pasando”.

Indicó que él rechaza cualquier actitud de que se politice algo tan delicado como el control de las armas de fuego, por lo que lamenta que el bloque republicano en esa cámara haya obstaculizado su propuesta de que, por lo menos se exija la verificación de antecedentes penales a los compradores de armas en Arizona en lo que el Congreso federal toma acciones concretas en ese rubro para todo el país.

“Los autores de esos tiroteos y masacres no conocen partido, no distinguen entre demócratas o republicanos, ellos están matando a nuestros niños, a mi me parte el alma ver el sufrimiento de los padres y familiares de las víctimas”, manifestó el novel político sin poder ocultar su frustración.

Comentó que mientras que para manejar se exigen licencia y seguro y para otros trámites se checa el récord de la personas; entonces cuestionó: “Cómo es posible que para comprar una pistola o un rifle no se verifique si el comprador tiene o no un pasado violento?”.

Advirtió que se tiene que hacer algo en Washington y en cada estado para frenar esos incidentes de violencia, porque existe el riesgo de que sigan escalando.

El legislador estatal manifestó su preocupación porque ya van varios tiroteos mortales en planteles escolares, también en centros comerciales y hasta en iglesias.

Abordada sobre el tema de las mociones frustradas por los republicanos en la Casa de Representantes y el Senado estatales, la senadora demócrata Raquel Terán expresó su malestar, pero aseguró que seguirán buscando acciones bipartidistas en el asunto del control de armas.

“La verificación de antecedentes a los que compran armas es algo que debe hacerse por sentido común, pero desafortunadamente nuestros colegas republicanos en las dos cámaras no lo permiten, pero de todos es sabido que ellos están comprometidos con la Asociación Nacional del Rifle porque les da dinero para sus campañas”, señaló la líder demócrata a nivel estatal.

Terán resaltó que un sondeo a nivel nacional arrojó que 90 por ciento de los estadounidenses está de acuerdo con que se verifiquen los antecedentes de los compradores de armas, pues es una manera efectiva de evitar que sean adquiridas legalmente por individuos violentos y desquiciados.

Dijo que en la sesión ante los senadores les habló como madre más que como senadora y dirigente política. “Les digo que el corazón se me desgarra al ver el dolor de las familias de esos niños y maestras, les dije que es nuestra obligación actuar para evitar que sigan ocurriendo tragedias como esa”.