Gianluca Vacchi, pareja de la venezolana Sharon Fonseca y padre de su hija Blu Jerusalema, se encuentra en medio del huracán luego de las acusaciones en su contra de una exempleada doméstica que afirma haber vivido “un infierno” al servicio del influencer y empresario italiano.

Laluna Maricris Bantugon, de 44 años, y originaria de Filipinas, presentó su denuncia civil ante el ministerio laboral relativa a sus tres años y medios de labores con el influencer y empresario nacido en Bolonia.

Según contó al diario latino La Repubblica, Maricris trabajó en la mansión de Vacchi entre el 25 de mayo de 2017 y el 10 de diciembre del 2020. Ahí la mujer expresó que los videos que él hacía para TikTok le causaban “estrés a los empleados” porque sus propios empleados “no bailaban al ritmo de la música”. La mujer asegura que cuando los empleados no bailaban al ritmo de la música “perfectamente” Vacchi entraba en cólera, arrojaba su teléfono y hasta la lámpara que usaba para iluminar las grabaciones.

“Nos obligaba a bailar para [sus videos] de TikTok”, explicó la mujer quien busca $70,000 euros como compensación (unos $74,506).

Gianluca Vacchi cuenta con 24.1 millones de seguidores en TikTok. Aquí lo vemos en una rutina de baile donde al parecer está acompañado de algunos de sus empleados domésticos:

Vacchi, el pasado 20 de mayo en Monza, Italia, con su mujer, la venezolana Sharon Fonseca y su hija, Blu Jerusalema, durante la premiere del documental Mucho más (Amazon Video), que cuenta su vida.

“En relación con las noticias aparecidas en estos días en los medios, no he realizado ninguna declaración ni tengo intención de hacerlo: hay de hecho procedimientos en curso y compete únicamente a los jueces pronunciarse al respecto”, exclamó por su parte el empresario al enviar un comunicado a la agencia noticiosa ANSA denunciando “falsedades y frases ofensivas” en contra de su persona.

El empresario sostiene que él y su equipo legal se mantienen alerta sobre  la publicación de “afirmaciones falsas y gravemente ofensivas”. “He ordenado a mis abogados que me protejan en todas las sedes competentes”.

Esta no sería la única acusación en contra de Vacchi. De acuerdo al mencionado diario italiano, dos empleados de origen sardeño aseguran que el empresario les debe una fortuna que calculan en $700,00 euros, es decir, unos $745,668.