VOTACIONES
El juez de la corte superior del condado de Mohave, Lee Jantzen, bloqueó un intento de prohibir la mayoría de las boletas por correo durante las elecciones de 2022.

Un juez de Arizona rechazó el lunes una solicitud del Partido Republicano estatal de bloquear la mayoría de las boletas por correo para las elecciones de 2022, preservando el método de votación utilizado por la gran mayoría de los votantes.

El juez de la corte superior del condado de Mohave, Lee Jantzen, dictaminó que nada en la Constitución de Arizona prohíbe que la Legislatura permita que los ciudadanos voten por correo.

El caso es la última pieza de un esfuerzo múltiple del Partido Republicano de Arizona y su presidente incendiario, Kelli Ward, para revertir un sistema de votación en ausencia sin excusas que la Legislatura controlada por el Partido Republicano ha construido desde 1991.

Han presionado para exigir que casi todos emitan su voto en persona el día de las elecciones, ya que el expresidente Donald Trump repite la mentira de que perdió las elecciones de 2020 debido al fraude relacionado con las boletas por correo en Arizona y otros estados en disputa.

Los abogados de los funcionarios electorales estatales y del condado, así como del Partido Demócrata de Arizona, dijeron que las leyes de voto por correo tienen muchas garantías de secreto incorporadas. El juez, designado por la ex gobernadora republicana Jan Brewer, estuvo de acuerdo.

“Las leyes están lejos de ser perfectas y nadie anticipó hace treinta años que aproximadamente el 90 por ciento de los votantes de Arizona votarían por correo durante una pandemia, pero estas leyes NO violan la Constitución de Arizona”, escribió Jantzen.

Arizona se encuentra entre los estados con los niveles más altos de votación por correo, un sistema que se ha vuelto abrumadoramente popular entre los votantes de ambos partidos y entre los independientes. 

Derogar esas leyes habría tenido implicaciones importantes para las elecciones de 2022 en Arizona, que incluye una de las pocas contiendas que determinarán qué partido controla el Senado de los Estados Unidos.