Aunque ni la vacuna ni el uso de las máscaras es ya obligatorio, las autoridades de salud recomiendan mantener las precauciones ante el nuevo aumento de contagios por COVID-19 en el Condado de Maricopa y todo el estado de Arizona.

La pandemia del Covid-19 permanece, no se ha ido; al contrario, parece nuevamente estar tomando fuerza y tras una reducción considerable, los contagios han aumentado considerablemente en las últimas semanas, incluso entre personas vacunadas.

Así lo advirtió Jhoanna Molina, vocera del Departamento del Departamento de Salud del Condado Maricopa, al señalar que desafortunadamente esto es consecuencia de que muchas personas, tanto vacunadas como no vacunadas se han dejado de cuidar y ya llevan una vida como si ya no existiera el mortal virus.

“Les hacemos un llamado principalmente a los no vacunados a que se vacunen; todas las semanas tenemos módulos de vacunación sobre todo en las áreas más vulnerables del condado”, enfatizó.

Recordó la funcionaria que en dichos módulos además de las diferentes vacunas contra el Covid-19, se proporcionan vacunas para prevenir otros padecimientos peligrosos y altamente contagiosos como las Hepatitis A y B, Tétano, Culebrilla y Neumonía.

Molina subrayó: “Algunas de esas vacunas tienen un costo significativo y en nuestros módulos cualquier persona mayor de 19 años las puede recibir totalmente gratis; a todos los exhortamos para que se protejan y protejan a sus familias”.

También recordó que las vacunas contra el COVID-19 ya fueron aprobadas para menores a 6 meses a 5 años, y está disponible en todo el Condado Maricopa; de hecho ya comenzó a administrarse.

Sobre el aumento de contagios, la entrevistada explicó que era nivel bajo hasta hace unas semanas, pero actualmente ascendió a nivel intermedio, por lo que se recomienda altamente a todos la vacunación completa y seguirse cuidando.

“Sabemos que muchas personas actúan como que ya no hay pandemia; aunque no es obligatorio el uso de las mascarillas ni tampoco la vacunación, no quiere decir que ya no hay peligro, por supuesto que existe”, recalcó la funcionaria.

Agregó que para evitar ser contagiado o contagiar a otros, se recomienda usar mascarilla en eventos y lugares de alta congregación, lavarse continuamente las manos y utilizar sanitizador.

Y si alguien tiene síntomas aunque sean mínimos, hacerse inmediatamente alguna de las pruebas disponibles para asegurarse que no tienen el virus.

“Hay que recordar que el virus puede ser peligroso para todos, pero sobre todo para las personas con enfermedades crónicas como la diabetes y otras relacionadas con esta”, sentenció la vocera de salud del Condado Maricopa.

Por último, comentó que desde el inicio de la pandemia en 2020 hasta la fecha, en el Condado Maricopa se han reportado 1 millón 331,303 contagios y 15,534 fallecimientos por el COVID-19.