Los incendios forestales como los incendios de Pipeline y Haywire en el  área de Flagstaff  han dejado millas de acres quemados y expuestos a los elementos. El monzón está aquí, y con las plantas dañadas y la tierra quemada, hay poco en el camino para detener una inundación.

El Servicio Forestal de EE. UU. compartió algunas fotos de las inundaciones en el Bosque Nacional Coconino.

Los primeros informes sugieren que casi la mitad de Forest Road 552 fue arrasada. 

En algunos lugares, el agua llega hasta las ramas de los árboles. En otros, la erosión ha cortado lo suficientemente profundo como para revelar la infraestructura hecha por el hombre debajo.

Algunas de las trincheras de erosión son lo suficientemente profundas para que una persona pueda pararse en ellas.

Si le preocupan las inundaciones, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) mantiene un mapa interactivo de inundaciones que puede usar para verificar el riesgo en su área.

Las inundaciones siempre son intensas después de los incendios forestales, pero podemos predecirlas, prepararnos para ellas y estar listos cuando lleguen.