Ronald Yunis podría ser uno de los pocos médicos que aún brindan servicios de aborto en Arizona.

“Recibimos alrededor de cinco veces más llamadas telefónicas y no podemos acomodar a todoslos pacientes”, mencionó el lunes en su oficina de Phoenix, después de un día completo de atender pacientes.

“Los pacientes están asustados. Simplemente no saben qué pensar. Todos están extremadamente molestos y enojados”.

El Dr. Yunis ha brindado servicios de aborto durante 20 años como parte de su práctica de obstetricia y ginecología.

“Cuido a las mujeres”, comentó. “Mi padre era obstetra y ginecólogo. Realizó abortos en Nueva York cuando eran ilegales hace 50 años”.

Yunis tiene una advertencia si el aborto está prohibido en Arizona.

“Si esto se maneja como un tema ilegal, sabemos lo que sucederá”, dijo Yunis. “No es una teoría. Las mujeres van a morir. No es un miedo. No estoy tratando de asustar a la gente”, comentó.

Apenas unos días después de que la Corte Suprema de los Estados Unidos anulara el derecho de las mujeres al aborto, las mujeres de Arizona tienen pocos lugares a los que pueden recurrir.

Planned Parenthood y otras grandes clínicas realizaron el 93 por ciento de todos los abortos de Arizona en el 2020.

Esas clínicas suspendieron sus servicios pocas horas después de que se anulara la decisión histórica de Roe vs. Wade.

Están esperando que los tribunales de Arizona y los funcionarios electos decidan cuál será la ley de aborto del estado.

Los proveedores restantes, incluido Yunis, manejaron solo el siete por ciento de todos los abortos.

“Es un área bastante gris, la gente tiene miedo de ser encarcelada”, comentó.

La fiscal del condado Maricopa, Rachel Mitchell, la principal fiscal en uno de los condados más grandes del país, dijo que había una maraña de leyes estatales para revisar.

“Nadie está esquivando esta pregunta. Es extremadamente complicado”, dijo en “Sunday Square Off”.

Cathi Herrod, la arquitecta de prácticamente todas las leyes contra el aborto en Arizona durante la última década, no comparte los reparos de Mitchell.

“Creo que otros fiscales del condado pueden hacer cumplir la ley hoy”, dijo en una entrevista el lunes.

“Los abogados provida que se ocupan de este tema las 24 horas del día, los 7 días de la semana, han confirmado mi creencia de que la ley anterior a Roe entraría en vigor.

Esa ley anterior a Roe es una prohibición del aborto en el estado de Arizona que data de al menos el año 1901, cuando el estado todavía era un territorio.

La única excepción es para salvar la vida de una mujer. Los proveedores de servicios de aborto podrían enfrentar de 2 a 5 años de cárcel.

Antes del fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos, se esperaba ampliamente que la prohibición inactiva, bloqueada por una orden judicial permanente en 1973, se reactivaría.

“Estoy abierto a cualquier prueba de la ley”, dijo Herrod.

La respuesta del Dr. Yunis: “Es un pensamiento muy aterrador”.

Añadió: “Nos hemos puesto en contacto con varios abogados, tenemos personas que están esperando y están investigando el tema”.

Tal vez recuerde que Yunis estuvo en las noticias hace tres años.

Fue acusado de mostrar un arma a los manifestantes contra el aborto afuera de su clínica. Los registros judiciales muestran que Yunis se declaró culpable de un cargo de alteración del orden público.

“La conclusión es que, cuando alguien amenaza tu vida, se supone que debes poder protegerla”, dijo.

Agregando al embrollo legal sobre el aborto: tanto el gobernador republicano Doug Ducey como el fiscal general republicano Mark Brnovich han indicado que la nueva prohibición estatal de abortos después de las 15 semanas de embarazo sería la ley rectora una vez que entre en vigencia a fines de septiembre.

Yunis, que se describe a sí mismo como conservador, apoya la prohibición de 15 semanas.

Herrod insiste en que Ducey está equivocado con la prohibición de 15 semanas.

“No puedo explicarlo”, dijo sobre la declaración de Ducey. “Respeto al gobernador y su equipo legal (pero) no estoy de acuerdo”.

Herrod dijo que la prohibición de 15 semanas estaba diseñada para entrar en vigencia solo si Roe vs Wade no se revocaba.

“La ley anterior a Roe es la ley aplicable”, dijo.

No está claro exactamente qué funcionario electo o tribunal resolverá estas cuestiones. Es ampliamente aceptado que las demandas son inminentes.

El Dr. Yunis solo quiere claridad en el tema.

“No es justo para la gente. No es justo para los pacientes. No es justo para nadie”.