Matt Martin, administrador del jurado del Condado de Maricopa.

En marzo pasado la señora María Delgado, una inmigrante mexicana residente de Phoenix que hace 5 años se hizo ciudadana de este país, fue víctima de una nueva modalidad de estafa por teléfono.

La estafa comenzó desde que un supuesto “empleado administrativo” de la Corte Superior del Condado Maricopa, le llamó por teléfono para advertirle que si no pagaba de inmediato $5,000 de una multa por no presentarse como jurado de un caso la iba a mandar arrestar.

Confiesa la señora Delgado a Prensa Arizona que entró en pánico cuando oyó hablar al sujeto de un número privado y con un inglés perfecto, además lo hacía de manera segura y en tono amenazante.

“Me dio mucho miedo, yo me acordé que el año pasado me mandaron una carta de la Corte (Superior) del Condado, pidiéndome registrar y presentarme como miembro del jurado para un caso que ya ni recuerdo de que se trataba, pero nunca lo hice y por eso creí que era cierto”, narró la defraudada.

Detalla que sin pensar siquiera en comentarlo con su esposo o sus hijos para que no la regañaran por no presentarse como jurado cuando se lo pidieron de la Corte, siguió las instrucciones adquiriendo una tarjeta prepagada y enseguida le dio el número de la misma al sujeto, con lo cual el le dijo su multa quedaría cubierta, asegurando que le mandaría por correo su comprobante de pago.

Al paso de las semanas y no recibir ningún comprobante sospecho que había sido víctima de estafa; se comunicó a la Corte y efectivamente confirmó que la timaron. En un abrir y cerrar de ojos un vival le quitó $5,000.

Alerta al público

En un comunicado que las autoridades judiciales pidieron a Prensa Arizona divulgar advierten:  “De ninguna manera dé dinero a nadie que lo llame para cobrar ‘multas por servicio de jurado’.

Confirman que recientemente el Tribunal Superior del Condado de Maricopa descubrió dicha actividad fraudulenta, en la que los estafadores llaman a personas y los amenazan con arrestarlos por no presentarse al servicio de jurado; les ordenan que paguen multas y tarifas para evitar el arresto y la cárcel.

La Oficina del Jurado encontró casos específicos en los que algunas personas fueron defraudadas con hasta $6,000.

“La estafa es sofisticada, pero el público debe saber que el Tribunal no multa a las personas por teléfono por no presentarse como jurado. El tribunal emite avisos de falta de comparecencia y se pide a los posibles jurados que reprogramen el servicio del jurado para una fecha posterior” dijo Matthew Martin, administrador del jurado.

A quienes reciban éstas llamadas, les piden anotar el número de teléfono de la persona que llama y enseguida notificar a su agencia local de aplicación de la ley.

No proporcionar ninguna información personal ni dar ningún pago. Los perpetradores de estafas harán todo lo posible para insistir en que permanezcan al teléfono con ellos todo el tiempo.

“La Oficina del Jurado comenzó a recibir sobres por correo con tarjetas prepagas de miembros de la comunidad como prueba de que habían pagado sus multas por teléfono. Esta fue una bandera roja”, indicó Martin.

“Pude contactar al remitente de uno de los sobres y supe que era víctima de fraude y había presentado un informe ante la policía. El funcionario reveló que en semanas recientes han recibido 13 tarjetas con un valor de más de $6,300”, afirmó.

En caso de duda si no atendió al llamado a ser miembro de un jurado, una persona puede verificar su estado de servicio de jurado llamando a la Oficina del Jurado del Tribunal Superior del Condado de Maricopa al 602-506-5879.