El gobernador Doug Ducey y los líderes de la legislatura tras la firma de importantes leyes para asegurar el abasto de agua y la mejoría en la educación en el estado.

El gobernador Doug Ducey firmó hoy una legislación que brindará a las escuelas públicas mayores opciones para contratar maestros, directores y otros líderes educativos y también otra que busca asegurar el abasto de agua para el estado con una inversión de un billón de dólares.
“Durante los últimos ocho años, nuestra prioridad ha sido brindarles a nuestros niños una educación de alta calidad, y esta legislación se basa en esas acciones. La S.B. 1159 asegurará que más arizonenses tengan la oportunidad de seguir una carrera en educación y ayudar a que nuestros niños se pongan al día. Las familias de Arizona conocen la importancia de este esfuerzo: los maestros son fundamentales para el éxito de nuestros niños hoy y en el futuro”, dijo el gobernador.
El proyecto de ley, permitirá que aquellos que no tienen una licenciatura comiencen a capacitarse para convertirse en maestros y completar su capacitación al mismo tiempo que terminan su título y además, brinda una mayor flexibilidad para que los educadores con licencias vencidas, las renueven y vuelvan al salón de clases más fácilmente.
El gobernador Ducey lideró el cargo en 2017 para garantizar que Arizona tuviera un sistema de reclutamiento que permitiera a las escuelas K-12 encontrar y contratar fácilmente a maestros de calidad.
Más de 3,000 personas han aprovechado la vía de enseñanza de expertos en la materia y varios distritos escolares lanzaron programas modelo de crecimiento propio, pero ahora, esta legislación autoriza a los distritos escolares y las escuelas autónomas públicas a poder establecer su propio programa de preparación de liderazgo escolar diseñado localmente para directores, subdirectores, supervisores u otros líderes a nivel escolar.
Asegurando el agua
Igualmente, Ducey firmó hoy una legislación histórica que hace una inversión sin precedentes de mil millones de dólares para asegurar el futuro del agua de Arizona, cumpliendo una promesa esbozada durante su discurso sobre el estado del estado en enero.
“Hoy, estamos dando un paso audaz para hacer lo que los hombres y mujeres de Arizona nos contrataron: posicionar a nuestro estado para el éxito hoy, mañana y para las generaciones venideras”, dijo el gobernador Ducey.
El audaz plan para asegurar el futuro del agua de Arizona invierte $1 mil millones durante tres años para financiar proyectos que traerán agua adicional al estado. Los proyectos ayudarán a garantizar que las familias, los negocios y la agricultura de Arizona continúen teniendo suministros de agua adecuados a largo plazo.
El gobernador forjó el plan en asociación con la presidenta del Senado de Arizona, Karen Fann, y el presidente de la Cámara de Representantes, Rusty Bowers, adoptando un enfoque de “todo lo anterior” para abordar el suministro de agua durante los próximos 100 años.
La legislación asigna más de $1 mil millones a la Autoridad Financiera de Infraestructura del Agua (WIFA, por sus siglas en inglés) y la amplía con nuevas responsabilidades para otorgar préstamos y subvenciones a proveedores y entidades de agua con el fin de importar agua a Arizona, conservación, eficiencia y reutilización, y nuevas tecnologías.
El Proyecto de Ley 1740 del Senado otorga a WIFA autoridad y herramientas adicionales que facultarán al estado para que sea proactivo en la incorporación de nuevas fuentes de agua y permitirá al estado realizar inversiones significativas en la conservación del agua y tecnologías innovadoras como la desalinización, así como identificar y desarrollar nuevas fuentes de agua innovadoras a largo plazo.
A través de los fondos, WIFA tendrá la capacidad de adquirir, almacenar y vender agua nueva importada, así como participar en asociaciones público-privadas para ayudar a habilitar estos proyectos.