Katie Hobbs definirán la candidatura demócrata a la gubernatura.

Normalmente las elecciones primarias solamente son del interés de los militantes de cada partido, sin embargo en ésta ocasión los ganadores tanto de los partidos Republicano como Demócrata marcarán la pauta y lo que se espera en la campaña venidera para la contienda general de noviembre por la gubernatura de Arizona.

Y es que hay mucho en juego este 2 de agosto: los republicanos eligen entre seguir una pauta conservadora con Karrin Taylor Robson, o lanzarse al radicalismo trumpista con Kari Lake; las dos candidatas que aunque coinciden en algunas posturas, difieren en los métodos, pero sobre todo en el conocimiento del gobierno.

Por su parte los demócratas eligen entre Katie Hobbs, actual secretaria del estado y el emergente aspirante hispano Marco López, que cuenta con un impresionante currículum y ha intensificado su labor en las últimas semanas buscando acortar la distancia.

Ambas campañas han estado marcadas por la controversia, sin embargo los otrora reservados republicanos han dado mucho que hablar debido al marcado divisionismo entre trumpistas y conservadores, aunque al final de cuentas algunos seguirán la causa republicana pese a no estar de acuerdo con los métodos.

Y es que a pesar de una acalorada batalla para asegurar la nominación republicana a gobernadora en Arizona, Karrin Taylor Robson dijo que apoyaría a Kari Lake en las elecciones generales si la ex presentadora de noticias de televisión ganara las primarias.

Aunque Taylor Robson considera a Lake “falsa y un fraude”, agregó que su lealtad pertenece al Partido Republicano.

La carrera se ha polarizado más en las últimas semanas con el exvicepresidente Mike Pence y el gobernador de Arizona, Doug Ducey, quien dejará el cargo debido a los límites de mandato, brindando su apoyo a Taylor Robson y la apoyaron en diferentes eventos el pasado fin de semana.

Lake es la candidata respaldada por Donald Trump que realizó un mitin en Prescott Valley con el expresidente y se le menciona incluso como la posible compañera de fórmula en una virtual carrera presidencial el 2024.

A diferencia de Karrin Taylor Robson, Kari Lake no descartó el no aceptar los resultados de la elección primaria, si estos no le favorecen.

Sin embargo, la visión de muchos republicanos de cepa y realmente conservadores es que si Lake gana la elección primaria, perdería la elección de noviembre ante cualquier candidato demócrata.

Lake se ha visto carente de propuestas reales a los desafíos más difíciles del estado, pero experta teorías de conspiración, con lo que se ganó el respaldo de Trump y de su gran base de fanáticos, enarbolando mentiras electorales flagrantes.

Katie Hobbs por su parte ha logrado una gran recaudación para las elecciones generales y dio a conocer su plan para tomar medidas enérgicas contra el aumento de precios y ahorrar dinero para los arizonenses.

El plan se suma a su plataforma más amplia que aborda los problemas que afectan más a los arizonenses cotidianos, que incluyen: el costo de vida en aumento, los ataques a la libertad reproductiva y décadas de inacción federal en materia de inmigración.

Marco López por su parte al ser el único aspirante hispano, se ha ganado la simpatía de las minorías y ha sumado importantes respaldos, situándose en la contienda, aunque para muchos conocedores su esfuerzo inició tarde, pese a que fue el primero en anunciar su candidatura.

Espera madurez de candidatos…

El principal funcionario electoral en el condado de Maricopa espera enfrentar un escrutinio posterior a las elecciones el próximo mes, especialmente si hay reclamos de fraude.

“Candidatos, diría que todos queremos lo mismo en este momento, que nuestros votantes se sientan cómodos votando, así que espero que todos puedan alentar eso”, dijo Stephen Richer, registrador del condado de Maricopa

Desde que asumió el cargo, Richer ha defendido repetidamente a su personal contra afirmaciones de fraude refutadas en torno a los resultados del condado en las elecciones presidenciales de 2020, ganadas por Joe Biden.

“Hemos estado tratando de comunicarnos tanto como sea posible. Nuevamente, este es un proceso bipartidista que cuenta con la observación de todos los partidos políticos y tiene múltiples controles en cada nivel”.

Más de 50 centros de votación ya están funcionando en el área de Phoenix. La mayoría de ellos estarán abiertos el sábado.

Más de sesenta comenzarán a operar el lunes, y la lista completa de 211 estará abierta de 6 a. m. a 7 p. m. el día de las elecciones.

“Puedes ir a Locations.Maricopa.Vote, elegir cualquiera de ellos, elegir uno que esté cerca del trabajo o de tu casa”, dijo Stephen Richer.

El condado espera que se emitan más de 800,000 votos durante las primarias.