ella no se merecia esto
Destiny Hernández fue asesinada a tiros la semana pasada en el oeste de Phoenix. El gatillero sigue prófugo y ahora su familia exige justicia.

La familia de una joven mujer habla con la esperanza de que alguien presente información sobre quién la mató.

Destiny Hernández, de 19 años, fue asesinada a balazos el jueves pasado en un allanamiento de morada cerca de la avenida 83 y Broadway Road. El gatillero sigue prófugo.

“Solo queremos encontrar justicia, mi niña no merecía morir”, dijo su hermana, Marlene Estrada.

Rodeada de velas, fotografías y flores, Estrada lloró mientras hablaba sobre la muerte a tiros de su hermana adolescente.

“Ella cumplió 19 años en mayo pasado”, dijo. “Nadie merece eso; ella no se lo merecía”.

Otra persona dentro de la casa recibió un disparo y fue llevada a un hospital local.

Los oficiales no están seguros de qué condujo al tiroteo, pero dicen que está siendo tratado como una “invasión de hogar”.

“Mi hermana no se merecía esto”, dijo Estrada. “No sé si su novio podría haber estado metido en algo; ella estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado. No tenía ningún tipo de problema; solo estaba comenzando su vida”.

A pesar de la angustia y el dolor, Estrada encuentra fuerza en los recuerdos.

“Le encantaba bailar, amaba la música”, dijo.

Y dijo que su hermana, que también se hacía llamar “Tiny”, era la luz de la vida de todos.

“Ella me invitaba a hacer tratamientos faciales y pedicuras y solo trataba de ayudar a todos los que podía”, aseveró Estrada.

La policía de Phoenix dijo que no hay nuevas actualizaciones en el caso. Estrada, sin embargo, todavía se aferra a la esperanza de que alguien se presente.

“Ella no merecía que la asesinaran; eso es lo que más está matando a la familia”, dijo.

Su familia dijo que se planea un funeral para la próxima semana; su familia dijo que simplemente no pueden imaginarse la vida sin ella.