Un grupo de trabajo de casi 150 bomberos de Phoenix está listo para ayudar después del huracán Ian en Florida, si surge la necesidad.

Uno de los 28 equipos urbanos de búsqueda y rescate de FEMA, el Grupo de trabajo 1 de Arizona con sede en Phoenix, tiene dos semirremolques, dos camiones con caja y seis botes para agregar a la respuesta al desastre en Florida.

“Estamos listos para desplegarnos si se nos solicita”, dijo el portavoz del Departamento de Bomberos de Phoenix, Ali Pardi, a KTAR News 92.3 FM el miércoles, mientras el huracán de categoría 4 y sus vientos de 150 mph azotaban una amplia franja de Florida.

El equipo de Arizona podría ayudar en un rápido rescate acuático, cavando a través de edificios derrumbados y necesidades médicas.

“Estamos actualizados con información que nos permite conocer el área más grande de necesidad”, dijo Pardi, “y estamos preparados para brindar cualquier tipo de apoyo”.

Después de Ian, los hospitales de Florida evacuan a cientos de pacientes
El equipo también cuenta con el equipamiento necesario para el suministro de medios de comunicación donde no hay energía eléctrica.

Aunque se degradó a tormenta tropical el jueves por la mañana, el Centro Nacional de Huracanes dijo que la marejada ciclónica y las lluvias torrenciales seguían siendo una amenaza mientras Ian avanzaba a través de la península de Florida y emergía en el Océano Atlántico.

Los meteorólogos predijeron un giro hacia el norte, hacia Carolina del Sur, y se emitió una advertencia de huracán para la costa del estado.