Con un fuerte llamado a la acción, se conmemoró este 20 de septiembre el Día Nacional para el Registro del Voto y subrayando que está abierta la fecha para que todos los ciudadanos estadounidenses mayores de 18 años, se registren para las votaciones.

La fecha se cierra el día 11 de octubre próximo, las elecciones generales en Arizona serán el 8 de noviembre, donde entre otros cargos se elegirá al nuevo gobernador de Arizona, que en este caso será gobernadora.

En los jardines del Capitolio organizaciones como el movimiento Latino Loud AZ, Chicanos Por La Causa, Promise Arizona, Mi Familia Vota, Valle del Sol y algunos líderes y activistas hispanos y nativos americanos se reunieron para recalcar la importancia del voto para las próximas elecciones y más cuando provienen de minorías.

Lydia Guzmán, directora de defensa y compromiso cívico de CPLC, indicó que este esfuerzo de Latino Loud es por a todas las personas para su voz que sea fuerte.

Jospeh García, director de Sí se Vota CPLC Action Fund, recordó que Chicanos Por La Causa está apoyando con 10 millones de dólares para que los latinos salgan a votar en las siguientes elecciones, como las primarias y ahora las siguientes elecciones.

Petra Guzmán, de Promise Arizona, recordó que: “Tenemos muchos asuntos importantes que abordar en nuestras comunidades y repito, solo con nuestro voto unido podremos lograrlo”.

El Padre Gerardo indicó llamó a que inviten a votar a todos los que puedan, y los que no puedan votar animen a sus hijos que si pueden votar para que representen la voz de los latinos: “Como dicen por ahí, hay que orar como si todo dependiera de Dios, pero votar como si todo dependiera de nosotros”, añadió.

Carolina Rodríguez de Mi Familia Vota, recordó que esta organización es para realzar el poder político de los latinos a través del registro de votantes y está emocionada acerca de que este es el día del Registro Nacional del Voto.

Erika Martínez de Valle del Sol consideró que debe de ser importante para los latinos en todo el país, “queremos asegurarnos de que un amigo, un familiar, la comadre, el compadre, todos antes del 11 de octubre y votar en las próximas elecciones”, dijo.

El ex senador por Arizona, Alfredo Gutiérrez dijo: “La importancia de votar es nuestra piedra angular de la democracia, pero hay un movimiento para quitar la votación pública de los estados. Nuestros hijos, hijas, esposas, madres, deben de tener acceso a salir a votar”.

De izquierda a derecha

En la campaña de reelección de Barack Obama en 2012, ganó el voto hispano sobre Mitt Romney por 40 puntos porcentuales, 70 por ciento contra 30 por ciento; cuatro años después, a Hillary Clinton le fue aún mejor, superando a Donald Trump por 42 puntos porcentuales entre los votantes hispanos.

Pero el Partido Demócrata se movió más hacia la izquierda, Trump resultó tener un atractivo machista y algunos votantes hispanos se sintieron frustrados con los largos cierres por COVID-19.

Los votantes hispanos se han movido hacia la derecha en los últimos años, como grupo, todavía prefieren a los demócratas, pero el margen se ha reducido significativamente: en 2020, Joe Biden ganó el grupo por solo 26 puntos porcentuales y en las elecciones intermedias de este año, la ventaja demócrata, una señal de que el cambio no fue solo un problema pasajero en una elección:

Los demócratas necesitan hacerlo mejor con los votantes hispanos para construir mayorías sólidas en el Congreso. Actualmente, el partido controla el Senado por un solo voto, y los republicanos son los favoritos para tomar el control de la Cámara en las elecciones intermedias de este año.

Los demócratas han ido demasiado a la izquierda en temas sociales y para los votantes hispanos los temas económicos como empleo, impuestos y el costo de vida influirían más en su votación que los problemas sociales como las armas, el aborto y la democracia.

En el fondo, los votantes hispanos que se desvían hacia la derecha parecen ser votantes “de bolsillo”, centrados más en su vida cotidiana que en los debates nacionales divisivos, aunque dicen que los demócratas son el partido de la clase trabajadora y están de acuerdo con muchas de sus posiciones.