La Corte Suprema de Arizona está permitiendo que el estado avance con la ejecución del condenado a muerte Murray Hooper el próximo mes.

El tribunal superior del estado concedió la moción de una orden de ejecución el miércoles.

El hombre de 76 años morirá por inyección letal o gas el 16 de noviembre, según la orden firmada por cuatro jueces. Los otros tres se recusaron.

Kelly Culshaw, asistente del defensor público federal que representa a Hooper, no respondió de inmediato a un mensaje en busca de comentarios.

HISTORIAS RELACIONADAS

Fiscal General de Arizona Mark Brnovich busca otra orden de ejecución
Hooper sería el tercer recluso ejecutado este año después de que Arizona reanudó recientemente las ejecuciones.

Él y dos coacusados ​​fueron condenados a muerte por los asesinatos en la víspera de Año Nuevo de 1980 de un hombre de Phoenix y su suegra durante un robo en una casa.

Los otros dos hombres murieron antes de que se pudieran ejecutar sus sentencias.

Cuando el fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, anunció en julio que tenía la intención de solicitar la orden judicial, dijo que la muerte era “la respuesta adecuada… para las víctimas, sus familias y nuestras comunidades”.

El estado no había ejecutado a nadie durante casi ocho años antes de que Clarence Dixon muriera por inyección letal en mayo por el asesinato en 1978 de un estudiante de la Universidad Estatal de Arizona de 21 años.

Frank Atwood fue ejecutado en junio en la prisión estatal de Florence por el asesinato en 1984 de una niña de Tucson de 8 años.

Hay 111 reclusos en el corredor de la muerte de Arizona y 22 han agotado sus apelaciones, según la Oficina del Fiscal General.