mujer detenida
Celestine Coletta Strong, de 46 años, fue sentenciada recientemente a cinco años de prisión luego de admitir haber obtenido préstamos del Programa de Protección de Cheques de Pago de manera fraudulenta.

Una mujer de Phoenix fue sentenciada a prisión y se le ordenó pagar más de $300,000 en restitución después de que fue declarada culpable de obtener préstamos de manera fraudulenta del Programa de Protección de Cheques de Pago del gobierno. 

Celestine Coletta Strong, de  46 años, fue sentenciada la semana pasada a pasar cinco años en prisión después de que se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico, según la Oficina del Fiscal Federal de Arizona.

Los fiscales dicen que Strong había obtenido préstamos a través del Programa de Protección de Cheques de Pago de la Ley CARES, que se lanzó durante la pandemia para ayudar a las empresas afectadas por la recesión económica.  

El acusado conspiró con otros para solicitar préstamos PPP con documentos falsificados y terminó recibiendo alrededor de $400,000. 

El 1 de mayo de 2020, la cuenta bancaria de Strong fue sobregirada por alrededor de $18, según muestran los registros judiciales. Ese mismo día, se transfirieron más de $279,000 en fondos PPP a la cuenta de Strong.

En unos pocos días, Strong había retirado miles de dólares de su cuenta para comprar un Mercedes Benz en Gilbert, según muestran los registros. 

El esquema “metódico” de Strong resultó en pérdidas sustanciales para los contribuyentes, dicen los fiscales. 

“Strong usó el dinero para financiar un estilo de vida lujoso que incluía la compra de un vehículo de lujo, pagar el saldo del vehículo de su hijo, entre otras cosas”, indican los registros judiciales. “También involucró a otros al presentar, en total, 17 solicitudes de préstamo falsas para otros que finalmente fueron rechazadas”.

La jueza estadounidense Susan M. Brnovich ordenó a Strong pagar $327,448 en restitución, así como entregar su Mercedes-Benz E400 2016 y su Dodge Challenger 2018.