La baja en el costo de la gasolina, finalmente un alivio para los automovilistas.

El 2022 fue salvaje para la economía familiar en el que el precio promedio en la bomba en Arizona alcanzó niveles récord en junio y cayó levemente durante el verano antes de volver a subir en septiembre, pero afortunadamente han ido disminuyendo gradualmente desde entonces.

Algunas gasolineras del Valle del Sol ofrecen el galón en $2.99 un precio que no se veía en años.

“Ya extrañaba poder llenar el tanque con $40, y eso que mi carro es económico, pero desde hace 2 años, pagaba mucho más”, dijo Axel Ramos.

La montaña rusa en Arizona comenzó en marzo con el precio promedio diario de regular superando los cuatro dólares debido a la invasión rusa de Ucrania, cuando los precios alcanzaron un máximo de $ 5,70 en junio antes de caer nuevamente a menos de cuatro dólares a fines de agosto.

Luego subió un dólar en septiembre y desde entonces ha vuelto a caer a menios de $4.

Según datos de AAA, los promedios regionales en el condado de Maricopa han caído alrededor de $0.50 en el último mes.

Las estaciones en East Valley tienen un promedio de $4.04.

Las personas que llenan combustible en Glendale están pagando el promedio más bajo por regular a $3.40.

Los precios promedio más altos en el Valle se encuentran en Scottsdale, donde las estaciones tienen un promedio de $4.23. Los precios de la gasolina en Phoenix tienen un promedio de $3.35 y en algunos casos, ha bajado hasta $2.99.

Fuera del Valle del Sol, los precios de la gasolina también están cayendo, pero no tan dramáticamente, pues los automovilistas de Tucson están pagando $3.38.

La caída de los precios fuera del condado de Maricopa en comparación con el mes pasado oscila entre quince centavos y veintiséis centavos.

Los analistas de precios del gas en Gasbuddy esperan que los precios continúen cayendo en diciembre y el promedio estadounidense podría caer por debajo de los tres dólares para la primera semana de enero.