Para evitar tirar accidentalmente la propiedad de alguien sin permiso, los artículos no reclamados se etiquetan y se dejan en su lugar durante una semana, dijo Scott Hall, subdirector de la Oficina de Soluciones para Personas sin Hogar del Ayuntamiento.

El federal Murray Snow emitió una orden judicial de emergencia e impidió temporalmente que el Ayuntamiento de Phoenix realizara redadas en un enorme campamento de personas sin hogar en el centro conocido como “La Zona”, en respuesta a una demanda presentada en el Tribunal de Distrito por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) de Arizona.

La orden prohíbe a las autoridades hacer cumplir las prohibiciones de dormir y acampar a cualquier persona que no pueda obtener una cama en un refugio y tampoco pueden apoderarse de sus propiedades a menos que se trate de contrabando o de alguna manera represente una amenaza.

Sin embargo, el juez dice que la orden judicial no impide que la ciudad lleve a cabo “planes de limpieza mejorados”, lo que fue llevado a cabo por el Ayuntamiento.

En su denuncia, la ACLU dice que las redadas han desplazado a personas y destruido pertenencias importantes, como documentos de identificación y medicamentos recetados.

La queja federal es el último movimiento en Por su parte, el Ayuntamiento de Phoenix informó haber completa con éxito su programa piloto de limpieza mejorada en la calle Madison. entre las avenidas 12 y 13.

“A pesar de las dudas de la ACLU, el tribunal se negó a prohibir los esfuerzos de limpieza de la Ciudad de Phoenix y la Ciudad tiene la intención de continuar con sus esfuerzos en ese sentido”, dicen

El Ayuntamiento afirma que busca mejorar nuestros procesos cuando se trata de atender a quienes no tienen refugio.

“Antes de realizar este piloto, implementamos medidas adicionales para abordar las preocupaciones sobre la propiedad y el almacenamiento. Revisaremos minuciosamente y ajustaremos nuestras prácticas si necesitamos realizar modificaciones adicionales. Nuestro proceso resistió un desafío legal y estamos seguros de que continuar con las limpiezas mejoradas con estas medidas protegerá los derechos constitucionales de nuestros residentes sin refugio”, señalan.

Según el nuevo protocolo, el Ayuntamiento limpiará “La Zona” bloque por bloque, en lugar de abordar toda el área a la vez. Los residentes reciben un aviso previo de la limpieza, y el personal de la ciudad y de organizaciones sin fines de lucro están disponibles para ayudar a empacar sus pertenencias. Las personas sin hogar pueden esperar con sus pertenencias en un estacionamiento adyacente mientras la ciudad desinfecta las calles y elimina los artículos que los residentes ya no quieren.

Las limpiezas son necesarias para mantener las aceras limpias y la gente segura, dijo Hall.

“Tienes heces, comida podrida o moho tiradas en las calles y todo eso comienza a acumularse”, dijo.