Ya en efecto la Propuesta 209, aprobada por los votantes, para proteger a los consumidores de las deudas depredadoras.

Rodd McLeod cree que la aprobación de la Proposición 209 por parte de los votantes este otoño contribuirá en gran medida a evitar que las personas “se vean obligadas a salir a la calle o pierdan sus automóviles” cuando tienen facturas médicas que no pueden pagar, pero también cree que los consumidores aún deben estar en guardia.

“Creo que los cobradores de deudas seguirán siendo agresivos y tratarán de obtener la mayor cantidad de dinero posible de la gente”, dijo McLeod, vocero de Arizona Healthcare Rising, uno de los principales partidarios de la propuesta.

“Esa es la realidad de la forma en que funciona la industria del cobro de deudas, por lo que es importante contar con protecciones en la ley para que la gente común no salga lastimada”, dijo.

Los opositores a la ley no han renunciado a la lucha y desafiaron la medida en los tribunales y, a principios de este mes, un juez del Tribunal Superior del condado de Maricopa bloqueó temporalmente la entrada en vigor de la ley sobre cualquier deuda contraída antes del 5 de diciembre, la fecha en que se certificaron los resultados de las elecciones de 2022. Sin embargo, esa orden judicial se levantó esta semana y el juez permitió que toda la ley procediera por ahora.

La propuesta que crea la Ley de protección contra el cobro de deudas depredadoras se aprobó con un abrumador 72 % de los más de 2,4 millones de votos emitidos. Los 1,75 millones que votaron a favor de la propuesta fueron la mayoría de cualquiera de las 10 medidas en la boleta electoral. Solo la Proposición 211, relacionada con el dinero oscuro en la política, tuvo mayor margen de victoria, con un 72,3% a favor.

El vicepresidente de Asuntos Públicos de la Cámara de Gran Phoenix, Mike Huckins, dijo que solo estaba “un poco sorprendido” por la aprobación de la medida, que atribuyó al éxito de marketing de sus partidarios.

“Los proponentes hicieron un gran trabajo al nombrarlo. Cuando tienes un título como Protección de cobro de deudas depredadoras… Es fácil para la gente votar”, dijo Huckins.

No cree que los grupos empresariales y otros opositores tengan “recursos… para transmitir el mensaje a los votantes”.

La Proposición 209 hace varios cambios a la ley estatal que, según los partidarios, protegerán a los consumidores de deudas aplastantes que pueden conducir a una espiral económica descendente, costando a los deudores sus automóviles, lo que puede costarles sus trabajos, lo que puede costarles sus hogares.

Los partidarios de la medida dijeron que estaba dirigida a la deuda médica, la causa número uno de las llamadas de los cobradores de deudas y lo que, según McLeod, es una de las principales causas de quiebras personales. Pero gran parte de la nueva ley en realidad se aplica a todas las deudas.

La nueva ley reduce la tasa de interés que las empresas o los cobradores de deudas pueden imponer sobre la deuda médica del 10% anterior al 3%. También aumentará el valor de las casas, los automóviles y las cuentas bancarias que están protegidas de los cobradores de deudas para toda la deuda, al tiempo que reducirá la cantidad de ingresos disponibles que se pueden embargar para saldar una deuda, del 25 % anterior al 10 %.

“Cada vez que un cobrador de deudas intenta llevar a alguien a los tribunales por una deuda impaga, los… jueces operarán bajo estas nuevas pautas para lo que el cobrador de deudas puede reclamar”, dijo McLeod.

Los opositores insisten en que el impacto a largo plazo de la ley terminará siendo contraproducente para las personas a las que pretende proteger.

“Creo que afectará a todos los consumidores, no solo a aquellos que tienen deudas médicas porque… aumenta las exenciones de automóviles, su casa, su salario”, dijo Huckins. “Puede haber un poco de remordimiento del comprador para algunas personas por votar por esto una vez que vean el impacto que tendrá en las tasas de interés en el futuro”.

Eso fue repetido por Michael Guymon, presidente y director ejecutivo de la Cámara Metropolitana de Tucson, quien dijo en una declaración escrita que la nueva ley será “mala para la economía de Arizona, mala para muchos de nuestros negocios y mala para los préstamos en general en el estado. ”

Guymon se quejó de la formulación de la medida, que dijo que fue “comercializada y descrita en la boleta electoral como una iniciativa de deuda médica y no lo es”.

“Solo hace referencia a la deuda médica específicamente en lo que respecta al cambio de la tasa de interés. El público no entendió que iba a tener un impacto en TODA la deuda y, por lo tanto, tendría un efecto perjudicial en los préstamos, el mercado de alquiler de Arizona, etc.”, escribió Guymon.

Dijo que las empresas se verán obligadas a aumentar los precios para todos para compensar la deuda que ya no podrán cobrar, un argumento presentado por Huckins también.

“Cuando pones este tipo de protecciones alrededor de la gente, donde no tienen que pagar sus deudas hasta cierto punto, van a subir las tasas de interés para el resto de nosotros y a reducir el mercado crediticio probablemente para quien más lo necesite”, dijo Huckins.

Pero McLeod dijo que los consumidores necesitan protección ahora, lo que quedó demostrado por las aproximadamente 470,000 firmas que se enviaron para poner la medida en la boleta electoral y por el abrumador apoyo en las urnas. Dijo que las cámaras de comercio deben reconocer eso.

“Estamos realmente complacidos y agradecidos de que la gran mayoría de los arizonenses estén de acuerdo con nosotros y nos gustaría ver a la cámara de comercio unirse a nosotros en esa creencia, creemos firmemente que alguien con una factura médica que no puede pagar no debe verse obligado a salir a la calle o perder sus autos y no poder volver a su trabajo”, agregó.

Pero McLeod dijo que la ley por sí sola no protegerá a los consumidores.

“Lo que los consumidores pueden hacer para protegerse es tener un abogado que conozca la ley. La triste realidad es que la abrumadora cantidad de consumidores que acuden a los tribunales por este tipo de cosas no están representados por un abogado”, dijo.