La Iglesia Católica llama a sus feligreses a ser más sensibles y tener fe en mejores tiempos por venir.

Ante la difícil situación económica nacional debido a la inflación, y el panorama político adverso a causa de la marcada polarización, la Iglesia Católica pide a la comunidad mantenerse firmes en la fe y conservar viva la esperanza de que en 2023 vendrán tiempos mejores.

“Vivimos tiempos realmente difíciles, en los que está reinando la corrupción en la política nacional e internacional y venciendo la confusión en lo religioso”, dijo a PRENSA ARIZONA el Padre Francisco López Coronado, administrador de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en Pomona, California.

Dijo que la reciente conmemoración del nacimiento de Jesucristo es motivo para hacer a un lado la tristeza y el pesimismo.

El ex vicario de la Parroquia Santa María, de Chandler añadió: “Nos hace falta unidad, pero ante el inicio del 2023 más que nunca es necesario tener fe, esperanza y caridad sobre todo con los más necesitados”.

Ser más sensibles

El sacerdote católico señaló que ante el creciente flujo migratorio, hay que ser más comprensivos, empáticos y sensibles con esos niños, mujeres y hombres que llegan de otros países en busca de una mejor vida o hasta para salvarla.

“María, José y hasta el propio Jesús fueron migrantes, tuvieron que huir a otro país para salvar su vida”, afirmó el ministro religioso.

López Coronado enfatizó que sin miedo ni desánimo en el 2023 hay que vivir con fe, con esperanza y ayudándonos unos a otros.